Se crispan las relaciones entre Bolivia y Estados Unidos

La Paz.- Las relaciones entre Bolivia y Estados Unidos pasan por un difícil momento luego que el gobierno de Evo Morales decidió expulsar a un diplomático estadounidense, al que acusa de injerencia en políticas internas bolivianas.

Las diferencias alcanzaron su máximo nivel esta semana, luego que Morales decidió que el segundo secretario de la embajada de Estados Unidos en Bolivia, el mexicano-estadounidense Francisco Martínez, fuera expulsado de este país sudamericano.

Martínez, según Morales, era el enlace entre Estados Unidos y un grupo de prefectos (gobernadores) opositores, a los que el Ejecutivo acusa de tramar una conspiración para derrocarlo.

Morales lanzó la advertencia que todo extranjero que esté involucrado en hechos reñidos con la ley, y que busquen socavar las estructuras democráticas de este país andino, serán echados del país con las armas de la ley.

Los roces entre los gobiernos de Bolivia y Estados Unidos han alcanzado matices insospechados, pues Morales también acusó a altos funcionarios estadounidenses de involucrarse en tareas de espionaje en la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Morales declaró el lunes pasado “persona no grata” a Martínez, segundo secretario de la Embajada de Estados Unidos en Bolivia, a quien acusa de ser el contacto con un supuesto agente infiltrado de la CIA en la YPFB.

Según el gobernante, Estados Unidos busca hacer fracasar la nacionalización de los hidrocarburos, decretada el 1 de mayo de 2006 en el marco de un proceso de refundación nacional que lidera Morales.

Hace unas semanas se descubrió una red de corrupción al interior de YPFB que le costó la destitución y encarcelamiento de su titular, Santos Ramírez, un cercano colaborador de Morales que está vinculado a actos de corrupción y en el crimen de un empresario.

El encargado de la Embajada de Estados Unidos en La Paz, Kris Urs, dijo que a raíz de la expulsión de Martínez el gobierno del presidente Barack Obama decidió hacer una revisión de las relaciones y se están ponderando las acciones que se podrían tomar.

El embajador estadounidense en Bolivia, Philip Goldberg, fue echado del país por disposición presidencial en septiembre de 2008, luego de ser acusado de liderar una conspiración, tras lo cual Washington, en represalia, suspendió un programa de beneficios arancelarios.

Las relaciones entre Bolivia y Estados Unidos están muy maltrechas y se pensó que con la llegada de Obama al poder éstas tendrían un cambio, pero no ha sido así.

El politólogo boliviano Roberto Laserna dijo que Morales no tiene el más mínimo interés en mejorar las relaciones con Estados Unidos y alertó que el actual clima y la posición dura de Bolivia le pasarán la factura a este país sudamericano.

Negociarían EU y Colombia utilización de pistas aéreas

Bogotá.- Los gobiernos de Estados Unidos y Colombia estarían negociando la posible utilización de pistas aéreas en este país cafetero como mecanismo para sustituir la base militar estadounidense en Manta, Ecuador, reveló el diario El Tiempo.

Según la fuente, ambos gobiernos determinaron que las instalaciones de la actual base de Manta, como tal, no serán trasladadas a Colombia cuando en noviembre próximo termine el permiso otorgado por Ecuador, pero sí se ejecutarían operaciones desde este país.

La idea del gobierno colombiano es “asegurar, hasta donde sea posible, que la asistencia” estadounidense que se tiene con el Plan Colombia antidrogas “se mantenga en todos los frentes”.

Estados Unidos, en tanto, necesita determinar desde dónde realizará las operaciones de inteligencia y control sobre la Cuenca del Pacífico, las cuales realiza ahora desde la ecuatoriana Manta.

“Fuentes que conocen las discusiones dicen que éstas han avanzado en un 40 o 50 por ciento. Aún no hay nada definitivo, pero las partes han estado hablando de temas específicos”, aseguró el diario colombiano.

El problema para Estados Unidos sur

You must be logged in to post a comment Login