MALDEF y NCLR lamentan retiro de Sáenz a Oficina de Derechos Civiles

Organizaciones defensoras de los hispanos lamentaron el retiro de la candidatura de Thomas Sáenz para dirigir la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Justicia.

Sáenz, asesor del alcalde de Los Angeles, Antonio Villaraigosa, defendió a los inmigrantes en varios casos cuando trabajó como vicepresidente de litigio del Fondo Mexicano-Estadunidense para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF).

Patricia Madrid, presidenta de la Junta de Directores de MALDEF, dijo que la misma retórica que impidió una reforma migratoria en el Congreso se aplicó ahora para terminar con la posible nominación de Sáenz como procurador general adjunto para Derechos Civiles.

Recordó que similares “ataques viciosos” sufrió en la década de 1960 el afroamericano Thurgood Marshall, quien pasó del Fondo Legal de la Asociación Nacional para el Progreso de Personas de Color (NAACP) a un servicio ejemplar en el gobierno hasta llegar a juez de la Suprema Corte.

“La misma determinación contra la injusticia es vital ahora especialmente que los latinos enfrentan crímenes de odio que incluyen asesinatos”, enfatizó.

Sáenz había aceptado “con gusto” la posible nominación cuando el procurador general Eric Holder lo llamó para hacerle la oferta, según informó este martes el diario La Opinión de Los Angeles.

“Nos preocupa que su nombre haya sido retirado para su consideración por su posición sobre la inmigración”, dijo por su parte la presidenta del Consejo Nacional de La Raza, Janet Murguía.

Señaló que el abogado ha defendido “con integridad y profesionalismo” casos con base a los méritos de la ley de inmigración y ha dedicado toda su carrera profesional en la lucha por la justicia, igualdad de oportunidades y “dignidad para los que no tienen voz”.

Sáenz era “la mejor opción” para supervisar la Oficina de Derechos Civiles Departamento de Justicia encargada de aplicar estatutos federales contra la discriminación con base a la raza, sexo, discapacidad, religión y origen nacional, puntualizó Murguía.

Agregó que en el proceso de audiencias para su confirmación en el Senado, Sáenz hubiera respondido a cualquier pregunta sobre los casos que defendió basado en los hechos pero “desafortunadamente no se le dio esa oportunidad”.

“Esta acción nos lleva a preguntar si la Casa Blanca está lista para cumplir su promesa sobre la reforma migratoria”, anotó Murguía con respecto al compromiso que hizo en su campaña el ahora presidente Barack Obama para resolver ese asunto.

La comunidad latina espera que ese no sea el caso, dijo Murguía, al resaltar el anuncio el viernes de la Casa Blanca sobre la nominación del secretario de Trabajo de Maryland, Tom Pérez, para el puesto que Sáenz podría haber ocupado.

Manifestó, sin embargo, que la administración del presidente Barack Obama “perdió la oportunidad de volver al debate sobre los méritos de la ley, en lugar de sucumbir ante las voces chillonas del miedo”.

Pérez, al igual que el abogado Sáenz, también enfrenta críticas de grupos antiinmigrantes porque ha defendido a la comunidad latina por medio de la organización comunitaria Casa de Maryland.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login