Amenaza de "narcoterrorismo" en Latinoamérica

Estados Unidos no enfrenta una amenaza militar convencional de América Latina, sino el reto del “narcoterrorismo”, el tráfico de drogas, el crimen y las pandillas, dijo el Jefe del Comando Sur, almirante James Stavridis.

“Las redes terroristas están activas en todo el hemisferio”, señaló Stavridis en su testimonio ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes.

Stavridis sostuvo que considerables recursos del narcotráfico han caído en manos no sólo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Colombia o de Sendero Luminoso en Perú, sino a Hezbolla en la zona tri-fronteriza de Argentina, Brasil y Paraguay.

“Las redes terroristas islámicas también están activas, primordialmente involucradas en recaudación y apoyo logístico a organizaciones matrices con base en Medio Oriente como Hezbolla y Hamas”, señaló el almirante.

“Individuos con entrenamiento terrorista y experiencia que podrían apoyar o conducir ataques terroristas pueden estar presentes en la región”, sostuvo el militar.

Stavridis precisó que miembros de la red Al-Qaeda han realizado viajes a América Latina y el Caribe, mientras que otros radicales islámicos inspirados por el terrorismo han sido arrestados en la región, aunque no dio mayores detalles.

Ante los legisladores también señaló que para el Comando Sur una “área específica de preocupación creciente es el nexo entre el tráfico ilícito de drogas –incluyendo rutas, ganancias e influencia corruptiva—, y el terrorismo”.

“El Comando Sur dedica esfuerzos significativos para estar vigilantes contra el extremismo extremo”, insistió.

Stavridis afirmó que Estados Unidos tiene un plan regional para combatir la amenaza de manera múltiple y resaltó la importancia de atacar problemas como la pobreza extrema y la desigualdad en la región.

“Estas preocupaciones alimentan la inquietud social y provee un terreno fértil para muchos de los desafíos de seguridad pública en la región”, reconoció el militar estadounidense.

Piden a Obama estrategia regional antidrogas

Legisladores demócratas pidieron a la administración Obama cumplir con la prohibición de importación de armas de asalto a fin de frenar el tráfico de armas a México y aplicar una estrategia regional contra el tráfico de drogas.

“Cumplir con la prohibición actual a las importaciones no requiere acción del Congreso y sería una ganancia completa para Estados Unidos y México”, dijo el presidente del subcomité del hemisferio Occidental de la Cámara de Representantes, Eliot Engel.

“En años recientes, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) ha abandonado sus esfuerzos de hacer cumplir la prohibición”, denunció.

Pero republicanos del subcomité como Connie Mack y Dan Burton advirtieron que el tema (frenar el tráfico de armas a México) no debe ser usado para afectar la segunda enmienda constitucional, que autoriza la posesión de armas en Estados Unidos.

“Muchos han usado la violencia en México para empujar su agenda de control de armas”, deploró Mack, el republicano de más alto rango en elsubcomité.

“En lugar de crear nuevas leyes, deberíamos empezar a cumplir las leyes que ya están en los libros”.

La prohibición, impuesta durante la administración Clinton en 1994 pero que fue dejada expirar en 2004 por el entonces presidente George W. Bush, es apoyada por el presidente Barack Obama quien propuso hacerla permanente durante la campaña presidencial.

La mayoría de las armas de asalto no son producidas en Estados Unidos, pero son importadas a este país y después introducidas como contrabando a México, donde caen en las manos de cárteles de las drogas o crimen organizado.

El tema del tráfico de armas a México surgió en una nueva audiencia sobre la Iniciativa Mérida en la que compareció el sub secretario de Estado adjunto para Narcóticos Internacionales David Johnson y la sub secretaria de Estado adjunta para México y Canadá Roberta Jacobson.

El funcionario sostuvo que l

You must be logged in to post a comment Login