Justicia aprueba gigantesca reserva indígena en Amazonia brasileña

BRASILIA, Brasil (AFP) – Diez de los once jueces de la máxima corte de justicia de Brasil dieron el visto bueno este jueves a la creación de una gigantesca reserva indígena, con un área equivalente a más de la mitad de Bélgica en plena Amazonia, a pesar de las protestas de los hacendados blancos que la habitan y que querían una partición de la zona para quedarse.

El juicio no terminó y los once jueces debían resolver ahora el plazo que dan a los hacendados blancos para abandonar la reserva y si le ponen condiciones adicionales al área, como el libre acceso de las Fuerzas Armadas y el establecimiento de un parque ambiental.

La reserva Raposa Serra do Sol ocupa 17.000 hectáreas en el estado de Roraima, en la frontera con Venezuela, y la habitan 19.000 indígenas de cinco etnias.

En litigio desde hace más de tres décadas, la reserva fue creada por el gobierno en 2005, cuando el Estado dio un año de plazo para que los arroceros abandonen el área. Pero en 2008, una operación de desalojo de la policía fue suspendida a pedido de la justicia que decidió analizar el caso.

Las autoridades del estado de Roraima reclamaban que la producción de arroz en la reserva representa el 7% del PIB, y que las reservas indígenas ocupan más del 40% del Estado, más otro 26% destinado a áreas de protección medioambiental.

Varias decenas de indígenas seguían atentamente el juicio en el tribunal supremo brasileño, vestidos con sus ropas tradicionales, torsos desnudos y pinturas y plumas. Esperaban la conclusión definitiva del juicio y la promulgación oficial del resultado.

La demarcación de la reserva es una “deuda ancestral del país con los indígenas”, había afirmado la magistrada Ellen Gracie.

La decisión del STF es clave para el futuro de la política indigenista del país, que reconoce 12% de su territorio a reservas de ese tipo.

You must be logged in to post a comment Login