Oficialismo y oposición discrepan sobre voto de bolivianos en el exterior

LA PAZ (AFP) – El voto de unos 2 millones de bolivianos que viven en el extranjero, que podría ser decisivo en las elecciones presidenciales de fin de año, se convirtió en punto de discordia entre el oficialismo, que impulsa su aplicación, y la oposición que teme un uso manipulado.

El Senado, controlado por la oposición, discute esta semana la habilitación del voto de bolivianos en el extranjero, incluida en una ley electoral transitoria para regular los comicios de diciembre, que le fue remitida por la Cámara Baja, manejada por el oficialismo.

De aprobarse sería la primera vez que Bolivia autorice a votar a sus ciudadanos que viven en el extranjero.

Para el oficialismo, el voto en el extranjero es vital para las próximas elecciones, ante la eventualidad de que el presidente Morales -quien se da por hecho que se presentará- sufra una merma de votos tras las últimas denuncias de corrupción que han golpeado a su gestión, según analistas locales.

La nueva Constitución señala que un candidato puede acceder directamente a la presidencia si obtiene el 50%+1 de los votos, lo que para Morales es posible alcanzar: ya lo logró en la primera elección, donde alcanzó 54% de los votos en diciembre de 2005. Y en un referendo revocatorio en agosto pasado alcanzó 67% de los sufragios.

Pero recientes encuestas señalan que escándalos de corrupción que envuelven a funcionarios de su entorno le han mermado una popularidad que ahora ronda el 40%.

La oposición, articulada principalmente por la agrupación Podemos, expresó sus temores de un uso político del registro de votantes, ya que éste es hecho por agentes consulares que dependen de Morales.

“Nosotros estamos en la voluntad de llegar a un consenso pero queremos reglas claras y limpias y equitativas para todos los bolivianos” afirmó el senador de Podemos, Luis Vásquez, presidente de la Comisión que revisa la ley enviada por la Cámara Baja.

Para Podemos, la CNE debería transparentar igualmente el padrón electoral de 4,1 millones de personas dentro del país, al existir denuncias de que en el reciente plebiscito para aprobar la nueva Constitución, a fines de enero pasado, existieron irregularidades, como inscripciones dobles.

Los temores opositores contrastan con la urgencia con que el oficialismo ve el voto de los bolivianos en el extranjero, y ha señalado que el tribunal electoral debe proceder al registro de esos votantes.

“La ley es la ley, si el Congreso toma una decisión, la Corte (Nacional Electoral) tendrá que ejecutar” esa norma, afirmó recientemente el vicepresidente Alvaro García, ante las observaciones de la CNE sobre una eventual imposibilidad financiera y técnica para empadronar a los votantes antes de los comicios de diciembre.

El presidente de la CNE, José Luis Exeni, señaló el martes que el organismo estaría en condiciones de organizar un “proceso electoral piloto” con unos 5.000 votantes, probablemente en Buenos Aires, la capital argentina, el mayor centro de migrantes bolivianos.

Según datos de la estatal Corte Nacional Electoral (CNE), unos 2,1 millones de bolivianos residen en el extranjero.

El 52% reside en Argentina, el 19% en Estados Unidos, el 14% en España, el 7% en Brasil y el resto en otras naciones, según datos del tribunal electoral, difundidos por el matutino La Prensa.

You must be logged in to post a comment Login