Austriaco Fritzl será recluido en psiquiátrico

Por Olga Borobio.

Berlín.- El austriaco Josef Fritzl pasará el resto de su vida en un penal para criminales con trastornos mentales luego de que fue sentenciado a cadena perpetua tras ser encontrado culpable de asesinato, esclavitud y violación, entre otros cargos.

Fritzl, al que llaman “el carcelero de Amstetten”, fue hallado culpable de asesinato, esclavitud, incesto y privación de la libertad en forma unánime por los ocho jurados en el proceso que duró cuatro días en la localidad austriaca de Sankt Poelten.

Durante la conferencia de prensa que ofreció este jueves el tribunal al término del juicio, el portavoz de éste, Franz Kutka, declaró que teóricamente Fritzl podría dejar la cárcel luego de 15 años de encierro si se le comprobaba buena conducta.

En Austria, al igual que en Alemania, cadena perpetua significa un máximo de 15 años de prisión, con la posibilidad de que el encierro se reduzca por buena conducta. Josef Fritzl goza del mismo derecho en Austria.

El número de violaciones a que Fritzl sometió a su hija Elisabeth se calculó en tres mil, pero el cargo que más pesó fue el de asesinato porque es el único de los que se le atribuyeron que merece cadena perpetua de acuerdo con el Código Penal austriaco.

El jurado consideró comprobado el cargo, que se le atribuyó por haber negado asistencia médica a uno de los siete hijos que procreó con su hija, a quien mantuvo encerrada en un sótano durante 24 años.

El bebé murió a las 66 horas de haber nacido en 1996 en una larga agonía. El parto fue de gemelos. Uno fue llamado Alexander y el otro, el que murió, Michael. Fritzl se negó a prestar oídos a las súplicas de su hija para que llevara el bebé al médico.

El monstruo de Amstetten, de 73 años, recibió la sentencia en el tribunal de Sankt Poelten sin mostrar emoción alguna. De acuerdo a su abogado, Rudolf Mayer, el sujeto consideró la sentencia como justa y renunció a interponer revisión al juicio.

Elisabeth Fritzl hizo saber este día a través de su abogada, Eva Plaz, que deseaba que su padre nunca más salga de la cárcel y que se lo responsabilice de los delitos hasta el día de su muerte. Fue la primera vez que la mujer de 42 años hizo una declaración pública.

La sentencia entró en vigor en cuanto se dio a conocer. Fritzl lleva 11 meses en prisión preventiva desde que el caso salió a la luz.

Este se conoció porque una de las hijas que procreó con Elisabeth se puso gravemente enferma. Los médicos hicieron llamados por televisión a la madre porque la enfermedad se vincula a casos de incesto.

Elisabeth tenía una televisión en el pequeño cuarto que habitaba en el sótano.

La hija en cuestión fue uno de los primeros hijos que Elisabeth tuvo y que el padre subió a la casa y colocó ante la puerta de entrada junto con una carta que Elisabeth fue obligada a escribir, en la que declaraba que era miembro de una secta que no podía quedarse con el bebé.

La misma historia se repitió en tres ocasiones con igual número de bebés. Los últimos tres se quedaron a vivir en el sótano junto con ella. Elisabeth consiguió finalmente que su padre la llevara al hospital a ver a su hija y todo culminó en la aprehensión de Fritzl.

Durante el juicio, Josef Fritzl fue diagnosticado de tener severas desviaciones de personalidad y de ser continuamente peligroso.

El portavoz del tribunal dijo que Fritzl es susceptible de suicidarse, por lo que se le empezará a dar tratamiento sicológico en forma simultánea al cumplimiento de su sentencia de prisión.

Pero todavía hay muchas preguntas que quedarán sin responder, como por ejemplo, el grado en que la madre de Elisabeth, Rosemarie, se dio cuenta de lo que pasaba en el sótano de su casa.

De acuerdo con peritos que inspeccionaron el sótano, gritos o llantos tendrían que haber sido escuchados por los habitantes de la casa durante el silencio nocturno.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login