Irán dice sí a Obama pero pide "acciones"

Por Márcia Bizzotto.

El gobierno de Irán recibió como “un paso positivo” la invitación del presidente estadounidense Barack Obama para normalizar relaciones entre ambos países, pero dijo esperar “acciones, más que palabras”.

“Además de palabras, necesitamos acciones positivas. Estados Unidos debe cambiar su posición con relación a Irán”, declaró en Estambul el ministro iraní de Energía, Parviz Fattah, en rueda de prensa durante el V Foro Mundial del Agua que se realiza en esta ciudad.

En ocasión del Año Nuevo Persa que se festeja este viernes, Obama ofreció a Irán una relación de amistad si abandona sus “amenazas” contra la comunidad internacional, con lo que busca poner fin a más tres décadas de hostilidad entre los dos países.

En un video enviado al gobierno y al pueblo iraní, el mandatario reiteró que desea privilegiar la diplomacia para resolver los conflictos internacionales y en particular superar sus diferencias con Irán, cuyo programa nuclear es centro de las tensiones.

Sin embargo, Fattah consideró que el mensaje de Obama tiene menos peso que las sanciones impuestas a Irán por el gobierno estadounidense, ampliadas a inicios de marzo por más un año por la propia administración de Obama.

“Debemos colocar ese mensaje por detrás de acciones de ese tipo. El gobierno estadounidense tiene que cambiar su posición con relación a Irán”, sostuvo el ministro iraní de Energía.

Fattah reiteró que su país no pretende cambiar el rumbo de su programa nuclear, como piden Estados Unidos y la comunidad internacional.

“Irán eligió un objetivo con relación a energía nuclear pacífica y ese objetivo está siendo cumplido. No tenemos ningún punto negativo u oscuro (sobre la finalidad del programa nuclear)”, reafirmó.

En su mensaje de video, Obama evitó mencionar de manera directa el polémico programa nuclear iraní y se limitó a lamentar que durante las últimas tres décadas la tensión entre ambos países haya sido cada vez más grande y a ofrecer “una nueva era” bilateral.

Las palabras conciliadoras de Obama marcan distancia de la postura de su antecesor, George W. Bush, quién se mantuvo en constante confrontación verbal con Irán y en su momento lo incluyó en el llamado “eje del mal”, junto con Irak y Corea del Norte.

Tras la invasión estadounidense a Irak, iniciada hace cinco años, analistas internacionales especularon sobre la posibilidad de que el siguiente objetivo militar de Bush fuera Irán.

El presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad se ha mostrado desafiante ante las sanciones impuestas por Estados Unidos y los demás países que le acusan de fabricar armas nucleares, pues asegura que su programa únicamente tiene fines pacíficos.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login