Genera optimismo deseo de Obama por reforma migratoria

Por Angélica Peña.

Nueva York.- Grupos proinmigrantes dieron la bienvenida al deseo del presidente estadunidense Barack Obama de una reforma migratoria, pero esperan que sea una reforma integral que beneficie a los más de 12 millones de indocumentados en el país.

Desde que asumió el gobierno, Obama no se había manifestado sobre la posibilidad de cambios en las leyes migratorias, pero el miércoles pasado el tema fue planteado en una reunión entre el presidente y el Grupo o “caucus” de Congresistas Hispanos.

El director ejecutivo de la agrupación Tepeyac, Joel Magallán, manifestó que éste es el momento propicio para poder lograr cambios en las leyes migratorias.

“Algunos pensarán que es difícil conseguir algo por la difícil situación económica, pero creo que implementar leyes a favor de los trabajadores indocumentados puede ser parte de una estrategia para la recuperación económica”, consideró Magallán.

El líder comunitario indicó que Obama no podrá ir por una segunda elección si no promueve una reforma migratoria para los hispanos, en especial para los mexicanos, si sus familias ya votaron por él pidiendo una legalización, “de lo contrario sería castigado”, opinó.

El presidente de la Fundación Internacional del Inmigrante, Eduardo Juárez, por su parte, dio la bienvenida a la posición de Obama pese a la actual crisis financiera que toma el mayor esfuerzo del mandatario.

“Una reforma tiene que ser muy abierta y no como la propuesta en 2007, en la que sólo se podría beneficiar menos de una tercera parte de los trabajadores indocumentados y por otra parte criminalizaba a otra parte de la comunidad inmigrante”, comentó Juárez.

Para Juárez, la clave es que las organizaciones lleguen a un acuerdo para lograr una propuesta que beneficie a la mayoría de los inmigrantes, ya que sin duda una amnistía estaría descartada bajo la actual situación.

“Debemos ser realistas y dejar la ingenuidad de que se podría aprobar una amnistía”, indicó. El director de Alianza Ecuatoriana, Walter Sinche, dijo a su vez que las reuniones con las diversas organizaciones comunitarias y proinmigrantes iniciaron ya desde hace varios meses.

Ello para “calentar motores” y luchar por una reforma integral que evite una crisis humanitaria entre la comunidad inmigrante, señaló. “Estamos promoviendo las marchas, que salgamos a demostrar que podemos ser parte de la solución de la crisis global económica, y que nos dejen de señalar como parte del problema”, afirmó Sinche.

“Obama puede firmar una orden ejecutiva que detenga las redadas y las deportaciones, que tanto afectan a los inmigrantes en esta época”, agregó Sinche. Esta semana se lanzó en Nueva York el programa “Adopte un Inmigrante”, que busca que los estadunidenses avalen a un trabajador indocumentado que pague impuestos y que no tengan antecedentes penales.

El programa es apoyado por hijos de inmigrantes indocumentados que han sido deportados o que están en peligro de serlo, como un llamado al gobierno de Obama de que sus derechos civiles, como hijos de este país están siendo violados por la separación familiar.

Además las organizaciones Se Hace Camino Nueva York y la Coalición de Inmigración de Nueva York, organizaron marchas en apoyo a una reforma migratoria y en repudio a los recortes de presupuesto que afectan los programas educativos que son ofrecidos a los inmigrantes indocumentados.

El tema de la reforma migratoria quedó relegado durante los últimos años, tras la imposibilidad de acordar una reforma integral propuesta por el ex presidente George W. Bush, y rechazada por parlamentarios, en su mayoría del Partido Republicano.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login