Insisten en aclarar crimen del arzobispo Romero en El Salvador

San Salvador.- El asesinato del arzobispo Oscar Arnulfo Romero, ocurrido hace 29 años, debe ser investigado porque es un caso que marcó a la sociedad salvadoreña, afirmó el activista de derechos humanos, Benjamín Cuéllar.

El director del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (IDHUCA) recordó que es responsabilidad del Estado cumplir con las obligaciones internacionales para dar con los culpables del homicidio del religioso el 24 de marzo de 1980.

A un día del 29 aniversario del crimen de Romero, diferentes sectores sociales insisten en la necesidad de investigar el hecho para que la población conozca la verdad.

Según Cuéllar, Romero era un hombre que por encima de los intereses de grupos de partidos o sectores de la sociedad, pensó en el bien común y en cómo tratar de evitar el conflicto armado (1980-1992).

El extinto mayor del Ejército y fundador de la gobernante Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Roberto D”Aubisson, fue el principal sospecho de ser autor intelectual de la muerte de Romero, según lo determinó la Comisión de la Verdad de la Organización de Naciones Unidad (ONU).

Romero, un religioso que luchó contra la represión de la población por parte de las fuerzas gubernamentales de finales de la década de 1970 e inicios de la de 1980, fue asesinado dos días después que en una de sus tan escuchadas homilías ordenó al Ejército no matar a sus propios hermanos.

El sacerdote, por quien El Vaticano lleva un proceso de beatificación, fue acribillado en momentos que oficiaba una misa en la capilla La Divina Providencia, al oriente de esta capital.

Para mañana martes y como parte de las conmemoraciones por el aniversario de su muerte, se tienen previstas peregrinaciones hasta su tumba así como misas que oficiará el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login