Examinará el FBI formas de reducir tráfico de armas a México

El director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Robert Mueller, ofreció realizar esfuerzos adicionales para apoyar las averiguaciones de tráfico de armas a México, a petición de senadores estadounidenses.

“Veré qué más podemos hacer en esa área en particular, porque no discrepo para nada de que números sustanciales de armas provienen de los Estados Unidos y alimentan la violencia al sur de la frontera”, dijo el funcionario ante el Comité Judicial del Senado.

La senadora demócrata Dianne Feinstein pidió poco antes a Mueller detallar los esfuerzos del FBI contra el tráfico de armas a México, pero el funcionario señaló que el tema corresponde a la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF).

“Tenemos un número sustancial de amenazas en relación con secuestro de estadounidenses que viajan a México, sea por sus negocios o familiares (.). Tenemos extorsiones. Tenemos pandillas transfronterizas que nos mantienen muy ocupados”, respondió Mueller.

El director del FBI señaló que los secuestros han aumentado en las zonas de San Diego y El Paso, y reiteró que por ahora la función de la dependencia ha sido servir de apoyo a la ATF cuando es necesario en las averiguaciones de tráfico de armas.

Pero ante la insistencia de Feinstein sobre si las acciones del FBI eran suficientes, Mueller ofreció revisar “si hay algo más que podamos hacer en ese sentido”.

Un estudio de la Campaña Brady para la Prevención de Armas de Fuego apuntó que el comercio de armas a México es facilitado por la debilidad de las leyes locales y por las siete mil 600 armerías ubicadas a menos de 150 kilómetros de la frontera con México.

Un grupo de 65 legisladores estadounidenses pidieron en una reciente carta dirigida al procurador Eric Holder hacer cumplir las actuales leyes estadounidenses como parte de las acciones de la administración Obama para frenar el tráfico de armas a México.

La semana pasada legisladores demócratas pidieron nuevamente al gobierno de Obama cumplir con la prohibición de importación de armas de asalto.

Pero sus pares republicanos advirtieron que el asunto de frenar el tráfico de armas a México no debe ser usado para afectar la segunda enmienda constitucional, que autoriza la posesión de armas a particulares en Estados Unidos.

El tema de México surgió en una audiencia rutinaria de supervisión del FBI, en la cual senadores estadounidense reiteraron sus preocupaciones por la situación de la violencia en México.

Es México asunto de seguridad nacional para EU: Napolitano

La secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, sostuvo que la violencia en México es un “asunto significativo de seguridad nacional” para Estados Unidos, mientras senadores opinaron que la ayuda a ese país es insuficiente.

Ante un Comité senatorial, Napolitano señaló que Estados Unidos no está por ello en una postura de “esperar y ver” si no de tomar acciones inmediatas para ayudar a México a confrontar la amenaza, así como proteger a los estadounidenses. “El Departamento de Seguridad Interna está reforzando los recursos dedicados a esta misión”, dijo la funcionaria ante el Comité de Seguridad Nacional. Napolitano reconoció que Estados Unidos debe hacer más para atajar la demanda de drogas y sus redes de distribución dentro de su territorio.

Destacó que Estados Unidos podría completar en las próximas semanas la actualización de un plan de contingencia para la frontera con México iniciado por la administración Bush en enero, como precaución a una escalada de la violencia. La actualización del plan incluye una mayor coordinación con autoridades estatales y locales. Asimismo reiteró que la administración Obama no ha adoptado una decisión final sobre el eventual envío de elementos de la Guardia Nacional a la frontera con México.

La administración Obama anunció la víspera planes para aumentar los recursos humanos y técnicos en la frontera con México para atajar el trasiego ilegal de armas y dinero en efectivo, además de 70

You must be logged in to post a comment Login