Secretario general adjunto de la OEA pide un “sistema jurídico integral” en el continente para combatir la trata de personas

El Secretario General Adjunto de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Albert Ramdin, resaltó la importancia de contar con un alto grado de armonización judicial en el continente para poder combatir la trata de personas, en un discurso pronunciado en la apertura de la Segunda Reunión de Autoridades Nacionales sobre la materia, celebrada en Buenos Aires.

El Embajador Ramdin recordó que la trata de personas es el tercer negocio más lucrativo del mundo, después del comercio ilegal de armas y el tráfico de drogas. “A nivel hemisférico, los Estados miembros no están exentos de este delito”, afirmó. De hecho, agregó, condiciones como la pobreza y la falta de oportunidades convierten a la mayoría de los países en “vulnerables” al delito.

Ramdin, destacó que la lucha contra la trata de personas debe enfocarse fundamentalmente en dos frentes, la prevención y la protección a las víctimas, y que para lograr ambos objetivos debe existir un “sistema jurídico integral”.

“Es imperativo contar con la cooperación judicial en el plano nacional y regional de conformidad con las normas internacionales, la armonización de leyes y procedimientos jurídicos”, aseguró.

Que un país tenga un marco legal compatible con “las normas e instrumentos internacionales”, dijo, ayudará a la prevención de la trata de personas “y explotaciones conexas”.

Respecto a la protección a las víctimas para lograr su colaboración en la identificación de los delincuentes, Ramdin destacó que el primer paso es la identificación de la víctima. “Esto implica que los funcionarios y autoridades del Estado”, como “policías, agentes de migración, aduanas, personal consular y diplomático”, reciban “la debida capacitación”.

“Sólo con un sistema jurídico integral se logrará que las víctimas no sean procesadas por infracciones a las leyes de migración o por actividades en que participen como consecuencia de su condición de víctimas”, sentenció.

El Embajador Ramdin recordó que en diciembre de 2003 entró en vigencia el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente Mujeres y Niños. A raíz de él “algunos estados” introdujeron mejoras en el combate del delito, aunque “mucho queda por hacer”, porque “muchas personas se convierten en víctimas cada día”.

La reunión de Buenos Aires es la segunda edición de un encuentro que se celebró por primera vez hace tres años en Isla Margarita, Venezuela. En aquella ocasión, evocó Ramdin, se reconoció el principio de corresponsabilidad entre los países de origen, tránsito y destino de las víctimas.

En Isla Margarita, se sentaron además las bases para la consideración de asuntos como “el establecimiento e implementación de marcos jurídicos con responsabilidad criminal, la creación de planes y programas para la capacitación, prevención, asistencia y protección de la víctima y la necesidad de conocer datos estadísticos” indicó.

La alocución del embajador Ramdin finalizó ofreciendo su reconocimiento a los Gobiernos de Argentina y Uruguay, países organizadores del encuentro, y reiterando el compromiso y apoyo de la OEA con las iniciativas encaminadas a combatir la trata de personas en el hemisferio.

You must be logged in to post a comment Login