La actriz española Ángela Molina desea estrenar obra en Buenos Aires

LÉRIDA, España (AFP) – Ángela Molina, premio de honor de la XV Mostra de cine latinoamericano de Cataluña, inaugurada el viernes en Lérida, expresó este sábado el deseo de poder estrenar la obra de teatro que prepara actualmente con el director argentino Alfredo Arias en Buenos Aires.

“Me encantaría hacer teatro en Buenos Aires, y a lo mejor esta obra que preparamos con Alfredo (Arias) podemos estrenarla allí”, confió con todas sus fuerzas a la AFP una de las actrices más cotizadas del cine español e internacional, poco antes de retornar este sábado a Madrid.

Musa de Luis Buñuel y actriz bajo las órdenes de grandes directores como Jaime Chavarri, Gutiérrez Aragón, José Luis Borau, Jaime de Armiñán, Bigas Luna, Ricardo Franco y Pedro Almodóvar, Ángela Molina recibió el Premio de Honor de la XV Mostra del cine latinoamericano el viernes, en la gala inaugural.

“Tengo recuerdos absolutamente fantásticos (…), pero de Buenos Aires guardo los mejores”, afirmó, refiriéndose a los países latinoamericanos donde expresó su talento. Levantando la mirada hacia las colinas de Lérida, la actriz española lamentó que “hace mucho que no voy”.

Luego se refirió a una anécdota de su época en Argentina. “La primera vez que estuve en Buenos Aires hubo un inesperado cambio de hotel y terminé en el Alvear Palace. Cuál sería mi sorpresa cuando los dueños se me acercaron para decirme que estaban muy emocionados por la presencia de la hija de uno de sus mejores amigos, mi padre, Antonio”, relató. Ángela Molina es hija del cantante y actor Antonio Molina, cabeza de una familia consagrada al teatro y al cine, que vivió más de 20 años en Argentina.

“Eran como hermanos, me dijeron, y ahora son mis mejores amigos ‘grandes’ como los llamo. A través de ellos se me abrió un mundo muy especial. A partir de entonces encontré este calor que sólo de esa manera tan expresiva se encuentra allí”, recordó con visible cariño.

Pero también dijo tener muy buenos recuerdos de México, “donde hice una película fantástica con Paco Rabal basada en un cuento de Alejo Carpentier”, recordó.

Dueña de una límpida y casi permanente sonrisa, la Molina admite estar ahora totalmente absorbida por el teatro. “Me da un sentido enorme, una relación y una historia con todo que me fascina”, sobre todo en este “momento tan especial en el mundo”. “El mundo vive algo especial y tenemos que luchar muy mucho por algo que nos pertenece: nuestro trabajo”, precisó la madre de Olivia Molina, la última joya de la familia, protagonista principal de ‘Dieta mediterránea’, una comedia que recogió éxito de crítica y público recientemente en España.

Al referirse a su hija, nuevo eslabón de la talentosa familia Molina, Ángela dijo admirarla “profundamente”. “Tiene un talento diferente, muy suyo, y la quiero muchísimo no sólo como madre sino como artista. Es una artista magnífica y tiene un corazón grandísimo”, agregó. “Es muy inteligente, pero su mejor cualidad es la bondad”, suspiró.

Ángela Molina prepara con el director argentino Alfredo Arias -“con quien coincidimos muchos años en París e hicimos juntos ‘Fuego'” y donde la Molina comenzó actuando en el circo- una obra de teatro de la cual mucho no quiere hablar por la cábala habitual que respetan los artistas.

El trabajo de teatro “es monstruosamente duro”, pero “merece la pena porque siempre te enseña algo”, concluyó.

You must be logged in to post a comment Login