Pide CICR a grupo islamista en Filipinas respete vida de rehenes

Ginebra.- El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) pidió al grupo islamista Abu Sayyaf, preservar la vida de los tres miembros de su personal que tiene en su poder desde hace 75 días, uno de los cuales podría ser ejecutado este martes.

Los miembros del CICR secuestrados en el sur de Filipinas por el grupo rebelde son la filipina Mary Jean Lacaba, el italiano Eugenio Vagni y el suizo Andreas Notter.

El llamado ocurre tras las amenazas de los secuestradores de matar a uno de ellos mañana martes a las 14:00 horas locales (06:00 GMT), si no se cumple su exigencia de que todas las tropas gubernamentales apostadas en las principales ciudades de la isla Sulu se retiren.

El presidente del CICR, Jakob Kallenberger, externó su profunda preocupación por las amenazas de los secuestradores y en un comunicado emitido este día demandó: “su liberación inmediata, incondicional y exenta de todo peligro”.

“La única finalidad del trabajo de Mary Jean, Eugenio y Andreas es ayudar a las personas necesitadas. Es imposible comprender lo que los secuestradores podrían lograr haciéndoles daño. Ninguna ideología o precepto religioso puede justificar que se cause daño a un empleado que presta asistencia humanitaria”, subrayó Kellenberger.

Fundado en 1991 por ex combatientes de la guerra de Afganistán contra la Unión Soviética, Abu Sayyaf está vinculado a la Yemaa Islamiya, el brazo de Al Qaeda en el Sudeste Asiático.

Abu Sayyaf amenazó con decapitar a uno de los rehenes, sin haber precisado si sería a la filipina de 37 años, al italiano de 62 años o al suizo de 39 años, quienes al parecer se encuentran bien de salud después de casi diez semanas de secuestro.

Según las autoridades filipinas, el día de ayer el ejército anunció una retirada parcial de las tropas que rodean el poblado de Barangay, en la selva de Indanan en donde se cree que permanecen los trabajadores de la Cruz Roja desde su secuestro.

Desde el secuestro el 15 de enero pasado, el CICR y la Cruz Roja de Filipinas han trabajado para resolver esta difícil situación, señaló el organismo cuya sede se encuentra en esta ciudad.

El 27 de marzo, Kellenberger habló con el segundo funcionario más alto del gobierno de Filipinas, Eduardo Ermita, a quien pidió que las autoridades filipinas hagan cuanto les sea posible para salvar la vida de los rehenes.

“La prioridad para el CICR es que Mary Jean, Eugenio y Andreas permanezcan ilesos y puedan volver con sus familias, las cuales los añoran profundamente. Los hijos, parientes, hermanos, cónyuges, amigos y colegas no perderán la esperanza de volver a verlos pronto”, concluyó Kellenberger.

Los tres miembros del personal de la Cruz Roja fueron víctimas de una emboscada cuando terminaban su visita a la cárcel provincial de Sulu, en donde trabajaban en un proyecto de salubridad para mejorar las condiciones de los presos.

Urge el Papa liberación de activistas raptados en Filipinas

Ciudad del Vaticano.- El Papa Benedicto XVI urgió a la liberación de tres activistas de la Cruz Roja Internacional que fueron secuestrados en la Isla de Jolo (Filipinas) el 15 de enero pasado.

“El Santo Padre, en el nombre de Dios, pide la liberación y solicita a las autoridades favorecer toda pacífica solución a este dramático problema”, indicó una nota de la sala de prensa del Vaticano.

Según el comunicado, Benedicto XVI hizo propia la preocupación de las familias y de cuantos están preocupados por la salvación de los tres activistas humanitarios de la Cruz Roja secuestrados hace 75 días.

Por ello, agregó, el líder máximo de la Iglesia católica elevó su voz para lanzar un llamado para que el sentido humanitario y la razón se impongan sobre la violencia y la intimidación.

Los agentes de la Cruz Roja Mary Jean Lacaba (filipina), Eugenio Vagni (italiano) y Andreas Notter (suizo) fueron raptados por el grupo islamista Abu Sayaf, acusado de mantener lazos con los extremistas de Al Qaeda.

Según el ministro del Interior filipino, Ronaldo

You must be logged in to post a comment Login