Michael Moore se congratula de la insólita partida de presidente de GM

DETROIT, EEUU (AFP) – El polémico cineasta estadounidense Michael Moore se congratuló este miércoles por la histórica decisión del presidente Barack Obama de presionar por la renuncia de Rick Wagoner, ex presidente ejecutivo del constructor de automotores en crisis General Motors.

“Simplemente no puedo creerlo. Es un gesto que deja estupefacto, sin precedentes, me dejó sin voz”, admite en su sitio internet el cineasta, cuyo padre trabajaba en GM en la planta de Flint (Michigan, norte), y que filmó en 1989 un documental sobre el cierre de esta fábrica, llamado “Roger & Yo”.

“No paro de repetir: ‘Obama realmente hizo renunciar al patrón de General Motors? La empresa más rica y más poderosa del siglo XX? Puede realmente hacer eso?'”, continúa Michael Moore.

“Obama decreta así que el gobierno de, por y para el pueblo está al mando. No las grandes empresas”, sostuvo.

El cineasta subraya sin embargo que parece haber dos criterios distintos en la manera en que Obama trató al presidente de GM y a los presidentes ejecutivos de Wall Street.

Considerado muy a la izquierda en el espectro político estadounidense y laureado con un Oscar en 2003 por su filme contra las armas “Bowling for Columbine”, Moore es autor además de “Sicko” sobre el sistema de salud público en su país y la furibunda crítica al gobierno de George W. Bush “Fahrenheit 9/11”.

“Miles de asalariados” se sintieron destruidos al ser despedidos de GM”, estimó y “ni uno habría creído que un día el presidente ejecutivo correría la misma suerte”.

“Por supuesto que Wagoner no necesitará tickets de alimentación, (…) ni será echado de su casa. Por el contrario dispondrá de un paracaídas dorado de 23 millones de dólares!”, escribe Moore.

You must be logged in to post a comment Login