Ordena el Papa investigación a Legionarios de Cristo

Ciudad del Vaticano.- El director de los Legionarios de Cristo, Alvaro Corcuera, pidió hoy perdón por las acciones del fundador de esa congregación, Marcial Maciel, acusado de pederastia, drogadicción y de haber procreado una hija.

“Estamos profundamente apenados y pedimos sincero perdón a Dios y a quienes hayan sido lastimados por este motivo”, indicó en una carta el sucesor de Maciel Degollado.

En la misiva, fechada el 29 de marzo, Corcuera informó a todos los miembros de la Legión que el Papa Benedicto XVI ordenó se lleve a cabo una visita apostólica a todas sus instituciones “para superar dificultades presentes”.

Estas dificultades se han originado en la aceptación pública de parte de los superiores legionarios –el 4 de febrero pasado- de que Marcial Maciel tuvo en vida “actitudes no correspondientes a un sacerdote católico”.

Entre ellas la congregación reconoció ante la prensa internacional la existencia de una hija producto de una relación entre Maciel y una amante. Se trató del primer “mea culpa” de la congregación sobre las acciones de su fundador.

En su carta de este martes Corcuera “agradeció cordialmente” al Papa la ayuda que le ofreció “para enfrentar las actuales vicisitudes relacionadas con los hechos graves en la vida de nuestro padre fundador”.

Expresó además su “profunda gratitud” por haber experimentado en este periodo de la vida de la congregación “la cercanía” de la Santa Sede.

“El Papa y sus más estrechos colaboradores nos han confirmado en nuestra misión al servicio de la Iglesia y nos han ofrecido, con solicitud paternal, su consejo y apoyo”, apuntó.

“Llenos de confianza en la Providencia divina y en nuestra Madre, la Iglesia, que vela por el auténtico bien de sus hijos, nos disponemos ahora a acoger a los Visitadores Apostólicos que, a lo largo de los próximos meses, vienen a conocer de cerca la vida y el apostolado de la Legión de Cristo”, concluyó.

La oficina de prensa de los Legionarios en Roma dio a conocer una carta enviada el 10 de marzo por el secretario de Estado de la Sede Apostólica, Tarcisio Bertone, en la cual informa de la determinación de realizar la visita apostólica.

El documento dirigido a Corcuera, Bertone reconoció que “muchos” se están beneficiando de las obras educativas y apostólicas que los Legionarios de Cristo promueven en diversas partes del mundo.

Calificó de “fundamental importancia” esa misión y por ello estableció la necesidad de llevarla a cabo “con amplitud de miras y limpio corazón”.

“El Santo Padre, consciente de los altos ideales que los animan, y de la entereza y espíritu de oración con que enfrentan las actuales vicisitudes, los alienta a seguir buscando el bien de la Iglesia y de la sociedad mediante las iniciativas e instituciones que les son propias”, dijo.

En este sentido, agregó, “el Papa ha decidido llevar a cabo por medio de un equipo de prelados una Visita Apostólica a las instituciones de los Legionarios de Cristo”.

Bertone aseguró que la Legión podrá contar siempre con la ayuda de la Santa Sede para que “a través de la verdad y la transparencia, en un clima de diálogo fraterno y constructivo, superen las dificultades existentes”.

Junto con esta carta del secretario de Estado se hicieron públicas una serie de “preguntas frecuentes” sobre la naturaleza de una visita apostólica, su duración, formato y demás aspectos.

Se aclaró que la visita consiste en conocer de cerca la institución visitada y de informar a la Curia Romana. “Es un modo en que la Iglesia ofrece un apoyo externo para solucionar del mejor modo posible una situación difícil”, agregó la oficina de prensa de los Legionarios.

La congregación indicó que carece de certeza sobre cuándo se iniciará la visita, pero apuntó que “comenzará después de Pascua y durará algunos meses”.

“Durante el tiempo de la Visita Apostólica nuestra vida y nuestro apostolado seguirán su curso ordinario. Además estaremos a disposición para acoger con fe y espíritu sobrenatural a los visitadores

You must be logged in to post a comment Login