Campaña para conteo exacto de hispanos en censo 2010

La Oficina del Censo enviará por primera vez por correo su cuestionario bilingüe inglés-español a millones de hogares hispanos a través del país en un esfuerzo para que el censo de 2010 sea lo más preciso posible.

“Este es un retrato de Estados Unidos y ese retrato no puede ser preciso a menos que tengamos un conteo total y exacto de toda la gente”, dijo el secretario de Comercio Gary Locke.

Locke hizo el anuncio al participar aquí en el lanzamiento de la campaña nacional denominada “Ya es hora, Hágase Contar!”, destinada a asegurar que el tamaño de la población hispana se refleje de manera exacta en ese ejercicio.

En su primer acto público desde que asumió el cargo tres días atrás, Locke agradeció la colaboración de la coalición de agrupaciones civiles y medios de comunicación detrás de esta campaña, en el censo del próximo año.

El funcionario destacó el papel significativo que tendrá esta sociedad para el éxito del censo de 2010, que calificó como “una crítica prioridad” personal y para el Departamento de Comercio, de donde depende la Oficina del Censo.

Arturo Vargas, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Funcionarios Hispanos Electos y Designados (NALEO) dijo que la intención de la coalición es tener un censo que refleje el verdadero rostro del país.

“Un censo que fracasa en contar a los hispanos de manera precisa es un censo fracasado”, dijo durante el lanzamiento de la campaña.

De acuerdo con la coalición, durante el censo de 2000 casi un millón de hispanos o 3.0 por ciento de la población total de este segmento, quedaron fuera de ser contados.

De acuerdo con la cifra más reciente de la Oficina del Censo, la población hispana en Estados Unidos se ubica actualmente en 45.5 millones de personas, un incremento de 10 millones respecto al censo de 2000.

Aunque la Oficina del Censo ha venido utilizando el cuestionario bilingüe en el caso de las familias hispanas, esta será la primera vez que lo hace llegar por correo.

Locke explicó que la dependencia aplicará esta estrategia en áreas con alta concentración de familias hispanas.

El funcionario aseguró además que el censo del próximo año resultará un fácil ejercicio y que la meta es tener las 10 preguntas del cuestionario respondidas en 10 minutos.

Pese al esfuerzo, Vargas expresó reservas de que el conteo se quede corto de nueva cuenta debido a lo que estiman como una falla en la plantación del censo, que tendrá lugar el 1 de abril de 2010.

Explicó que el plan ignora hasta ahora la situación que presentan muchas personas que han perdido sus casas como resultado de la actual crisis económica y han cambiado su residencia.

“Estamos muy preocupados y nos gustaría ver que se asignen más recursos para atacar este aspecto”, dijo el directivo.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login