Yates, mansiones y lujo de Madoff se esfuman en carrera de incautaciones

MIAMI (AFP) – La justicia estadounidense inició en Florida una carrera de apropiaciones de los bienes del estafador Bernard Madoff, quien perdió el miércoles sus tres yates y una mansión, y ve desde la cárcel esfumarse de a poco su antigua vida de lujos.

En una operativo judicial para recuperar valores que permitan indemnizar a miles de inversionistas estafados, agentes federales llegaron en la tarde del miércoles hasta la mansión de Madoff en una exclusiva zona de Palm Beach (100 km al norte de Miami), colocaron en el frente un aviso de incautación judicial y procedieron a inventariar los objetos que había en su interior.

Afuera encontraron sólo un auto, un Mercedes, que fue incautado, según dijo a la AFP Barry Golden, portavoz en Miami de los alguaciles federales que realizaron los operativos.

Las pertenencias incautadas en la casa “no son para conocimiento del público”, se excusó el portavoz.

La mansión de Palm Beach, valuada actualmente en 9,4 millones de dólares, era uno de los bienes más valiosos del financista, y había sido adquirida por su esposa Ruth en 1994, por unos 4 millones de dólares.

Documentos judiciales indican que la pareja tenía un patrimonio total de 823 millones de dólares, consistente en propiedades de lujo, cuatro autos, yates, embarcaciones de pesca y hasta un piano Steinway, valuado en 39.000 dólares.

Ruth Madoff, que no está acusada hasta el momento en los procesos abiertos contra su esposo, continúa viviendo en el penthouse del matrimonio en Manhatan, una propiedad de unos 7 millones de dólares, y que no se descarta sea objeto de una próxima apropiación judicial.

Madoff perdió el miércoles dos embarcaciones que tenía apostadas en marinas de Fort Lauderdale (Florida, 40 km al norte de Miami). Los agentes federales le incautaron el yate de lujo “Bull” (Toro), de 55 pies (16,8 metros), valuado en USD 2,2 millones, y otro a motor de menor tamaño “Little Bull” (Torito).

Las dos embarcaciones ya están en la marina del National Liquidators, en Fort Lauderdale, uno de los mayores rematadores de yates de Estados Unidos, informó Golden.

Un tercer yate, el “Sitting Bull” (Toro Sentado) de 38 pies (11,5 metros), le fue incautado en Montauk, cerca de Nueva York, informó la fiscalía de esa ciudad.

El estafador Madoff, de 70 años, está preso en Nueva York desde mediados de marzo a la espera de una sentencia el 16 de junio. La fiscalía estadounidense exige una condena de hasta 150 años de cárcel.

Se lo acusa de haber montado un gigantesco fraude de 50.000 millones de dólares mediante un “esquema Ponzi” piramidal, que consiste en ofrecer inversiones con rentabilidad inusualmente alta, financiada con los fondos de los inversores más recientes. El financista se declaró culpable de los cargos.

Los fiscales estadounidenses pretenden que el juez que lleva el proceso en Nueva York ordene incautaciones contra todas las propiedades de Madoff y contra bienes de sus hijos Andrew y Mark, que realizaban negocios con dinero que giraba su padre. Pretenden así, responder a reclamos de más de 6.000 inversionistas que perdieron cientos de miles y hasta millones de dólares en manos del financista.

Además de los bienes en Florida, el financista era propietario de la casa “Chateau des Pins” en Cap d’ Antibes, sur de Francia, que estaría valuada en más de un millón de dólares y de una mansión en Long Island (Nueva York), de más de 3 millones, según los fiscales estadounidenses.

Los operativos que realizaron agentes federales en Florida fueron “el principio de las incautaciones” a los bienes de Madoff, según dijo a la AFP el portavoz de los alguaciles federales, quien agregó que no están previstas nuevas apropiaciones en este estado del sur.

La incógnita que rodea actualmente a la investigación es por donde continuará la ruta de incautaciones al millonario financista, arquitecto la mayor estafa en la historia de Wall Street.

You must be logged in to post a comment Login