Culta y tranquila

En casi todo México hay tradiciones que respetar para estos días “Santos”.

En Michoacán, por ejemplo, las niñas tienen que dormir con el pelo suelto; porque no vaya a ser que al diablo que anda furioso con tanto rezo, se le ocurra subir por las trenzas a hacer maldades en la cabeza de sus dueñas.

Y aún en pleno siglo XXI, hay niños que siguen creyendo que si en Viernes Santo nadan en albercas o ríos, les saldrán escamas en pies y manos.

También en la Ciudad de México hay tradiciones que respetar; como comer romeritos y tortitas de camarón seco; y si el presupuesto lo permite, tortas de bacalao.

Si usted vive en la Ciudad de México y no va a salir de vacaciones en Semana Santa; o si es provinciano y va como turista, no deje de ir a cualquier fonda o mercado a comer esas delicias.

De cualquier modo sepa que visitar la Ciudad de México en esos días es la mejor decisión, porque se queda casi vacía; y entre los que salen están también, como que no, muchos asaltantes.

Los museos de nuestra ciudad no cierran y podrá disfrutarlos, sin las aglomeraciones de otros días.

Mis amigas del Colegio del Sagrado Corazón, tuvieron la magnífica idea de enviar a las exalumnas, un correo electrónico con los museos que ofrecen buenas y diferentes ofertas culturales y no cerrarán en Semana Santa.

Son entre otros, e l Museo del Palacio de Bellas Artes, el de la Ciudad de México, el Antiguo Colegio de San Ildefonso, el Universum, el Centro Cultural José Marti y el Papalote Museo del Niño.

La mayoría abre de martes a domingo de las 10.00 am a las 17.00 horas, aunque algunos tienen horarios extendidos como el Museo de Antropología hasta las 7 de la noche; o vespertinos en cierto días, como San Ildefonso y el Papalote.

Los domingos la entrada es libre casi siempre; pero tenga en cuenta que se saturan. Los precios varían entre 10 y 30 pesos.

El Antiguo Colegio de San Ildefonso está dedicado a exposiciones temporales de temas diversos; y queda en Justo Sierra 16, Centro.

El precioso ex-convento de Culhuacán es uno de los pocos ejemplos de arquitectura y pintura novohispana del siglo XVI. Está en Morelos 10, esq. Taxqueña y Calz. Tláhuac.

Si una de sus visitas a las Siete Casas es en la Villa, puede aprovechar para ver Museo de la Basílica de Guadalupe, con imágenes y objetos guadalupanos de todas las épocas. Está en un edificio anexo a la antigua Basílica.

Por ningún motivo debe perderse el Museo Nacional del Virreinato, con una de las mayores y más completas colecciones de arte colonial mexicano, en el extraordinario escenario del ex-noviciado de Tepozotlán, en el Estado de México. Plaza Hidalgo No.99, Tepozotlán, Estado de México. OJO, no confundir con Tepoztlán, Morelos. Tel 876 02 45.

Otra maravilla es el Museo de San Carlos, diseñado por el famoso arquitecto Manuel Tolsá hacia finales del siglo XVIII, contiene la colección de arte europeo de la Academia de San Carlos de los siglos XV al XIX y escultura mexicana del siglo XIX. Puente de Alvarado 50, Colonia Tabacalera.

Está también, el Museo Franz Mayer; ubicado en el que fuera un edificio hospitalario del siglo XVI y adaptado para contener una enorme y valiosa colección de arte virreinal americano, europeo y asiático; en el claustro se ambientaron varios cuartos representativos de una mansión novohispana. Av. Hidalgo 45, Alameda.

El Museo Nacional de Arte fue instalado en un impactante edificio de principios de siglo; y alberga las colecciones de arte mexicano colonial, moderno y contemporáneo. Tacuba 8, Centro.

Por supuesto no puede dejar de ir al Museo Nacional de Historia que está en el Castillo de Chapultepec; y que además de ser un sitio histórico y un edificio neoclásico tiene una espléndida vista de la ciudad. Tel. 55 53 62 02, 55 53 62 2-

Y si se da una vueltecita por San Angel, debe ir al Museo del Carmen en el histórico convento de los carmelitas, donde hasta momias hay. Av. Revolución No. 4 y 6 San Ángel Tel. 56 16 11 77.

You must be logged in to post a comment Login