Michelle Obama "se robó el show" en Londres

Washington.- La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, causó sensación en Londres durante la visita en la cual acompañó a su esposo el presidente Barack Obama, quien asistió a la cumbre del Grupo de los 20 (G-20), destacó la prensa.

“El presidente Obama puede estar luchando cuerpo a cuerpo con la crisis económica global y el control de armas de los rusos, pero su esposa claramente se robó el show”, señaló Howard Kurtz, columnista especializado en medios en el diario Washington Post.

Las cadenas televisoras y los medios impresos reprodujeron y comentaron las imágenes en que Michelle Obama poniendo su brazo alrededor de la reina Isabel II, provocó una inusual respuesta de ésta al corresponderle el abrazo.

“Como su reina, los británicos fueron tocados por Michelle Obama”, señaló por separado el rotativo, al hacer referencia a que la prensa y el público de Reino Unido la dispensaron por pasar por alto el protocolo de no tocar a lo miembros de la realeza.

“El protocolo parece ser prescindible cuando los Obama vienen a la ciudad”, citó el diario al reproducir un comentario del Times de Londres.

El primer ministro de Australia, Paul Keating, no tuvo el mismo trato en 1992 cuando también abrazó a la reina, ya que entonces la prensa británica lo fustigó llamándolo el “lagarto de Oz”.

El rotativo subrayó que la señora Obama conquistó a la prensa de ese país europeo que se refirió a ella como “Todopoderosa Michelle” o la “nueva Jacqueline Kennedy” al destacar las multitudes que atrajo durante los eventos en los que participó en Londres.

Michelle Obama y su anfitriona, Isabel II, “sacudieron a los observadores reales”, publicó por su parte The Wall Street Journal.

Señaló que el abrazo de las dos mujeres fue “un raro alejamiento del protocolo real” y añadió que como es usual, en el primer encuentro de las relaciones, “no está claro quién hizo el primer movimiento”.

“Atracción, distracción: la primera dama enfrenta (el reto de) mostrar su estilo”, publicó en primera plana The Washington Times.

El rotativo conservador indicó que la próxima semana, Michelle Obama “como símbolo chic de los estadounidenses” enfrenta el gran reto de no perder terreno frente a una ex modelo Carla Bruni, esposa del presidente francés Nicolas Sarkozy.

La popularidad de la primera dama rebasa incluso a la de su esposo, ya que en la última encuesta de Gallup, Michelle Obama obtuvo 72 por ciento de apoyo de los estadounidenses, mientras su esposo 69 por ciento.

En tanto, la encuesta del Washington Post publicada la víspera del viaje de los Obama a Europa indicó que su índice de popularidad está en 76 por ciento, 28 puntos porcentuales más arriba que el verano pasado.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login