Miles de peregrinos en Jerusalén por Semana Santa y el Pesah

Por Rubén Medina.

Jerusalén.- Miles de peregrinos cristianos y judíos son esperados esta semana en Jerusalén con motivo de la Semana Santa cristiana y del Pesah judío, conmemoraciones que coincidirán este año en el Jueves Santo.

Las autoridades turísticas esperan más de 150 mil peregrinos para las dos fiestas, así como una ocupación hotelera por encima del 75 por ciento en todo Israel. La Semana Santa comienza mañana con el Domingo de Ramos, durante el cual se realizará una procesión desde la Iglesia de Betfagé, en el Monte de los Olivos, a la Ciudad Vieja, donde se halla el Santo Sepulcro.

La ceremonias religiosas cristianas continuarán durante los próximos siete días, para culminar con la celebración del Domingo de Resurrección con una misa en la Basílica del Santo Sepulcro. Casi en los mismos días, pero a partir del miércoles por la tarde, los judíos celebran el Pesah o Fiesta de la Liberación, en la que conmemoran el éxodo de Egipto, como aparece narrado en el Antiguo Testamento.

El Pesah se conmemora durante siete días, aunque fuera de Israel los judíos lo hacen durante ocho por viejas tradiciones y dificultades para fijar la fiesta en el calendario.

La coincidencia de ambas celebraciones y la próxima visita a Tierra Santa del Papa Benedicto XVI, en la segunda semana de mayo, ha generado positivas expectativas entre las autoridades de Israel y de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Las autoridades israelíes y palestinas esperan recuperar parte del turismo que perdieron en el primer trimestre debido a la operación israelí Plomo Fundido en Gaza. Según datos del Ministerio de Turismo de Israel, que controla las fronteras de ambos territorios, unas tres millones de personas visitaron la región en 2008, de las cuales dos tercios eran cristianas.

Este año, el número de peregrinos cristianos bajó, pero en recientes semanas se ha notado una creciente afluencia de grupos provenientes de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido e Irlanda.

El epicentro de los actos de Semana Santa es la ciudad antigua de Jerusalén, un reducto amurallado de alrededor de 1.5 kilómetros cuadrados en el que se desarrolló la mayoría de los episodios narrados en los Evangelios.

La mayoría de los lugares recordados en esta fecha -hay algunos que están fuera de la ciudad como el huerto de Getsemaní- están unidos a lo largo de la llamada Vía Dolorosa, que recorrió Jesús hace mil 976 años en su camino hacia la cruz.

La procesión comienza en la primera parada cerca de la Puerta de los Leones, en el lugar donde fue juzgado Jesús y donde le colocaron poco después la corona de espinas y la leyenda INRI, en latín “Jesús de Nazaret, Rey de los Judíos”.

Ya desde hace unos días, en los lugares santos se percibe una creciente visita de peregrinos. En la Iglesia de Betfagé se celebraron este sábado misas en dos ocasiones para los cristianos que se adelantaron.

En Betfagé se encuentra la piedra en la que se cree Jesús subió a un borrico para entrar a Jerusalén -hecho que se recuerda ahora el Domingo de Ramos-, donde fue aclamado por los habitantes de la ciudad.

Sobre ese borrico Jesús entró a Jerusalén, por una de las puertas que daba acceso al templo y que fue tapiada hace siglos por los musulmanes para frustrar las creencias judías de que su Mesías habrá de entrar por allí. Debido a ese hecho, la procesión del Domingo de Ramos entra por la Puerta de San Esteban o de los Leones y concluye en la Iglesia de Santa Ana.

Aunque Israel es un Estado judío, es uno de los pocos países de Medio Oriente donde el cristianismo va en aumento. Según las estadísticas oficiales y diversos estudios, en 1949 vivían 34 mil cristianos en Israel, cifra que fue creciendo sobre todo en las últimas dos décadas, hasta situarse en 150 mil.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login