Papa inicia Semana Santa con llamado a vencer el egoísmo

Ciudad del Vaticano.- El Papa Benedicto XVI inició las celebraciones de Semana Santa con un llamado a los fieles a vencer el egoísmo durante la homilía de la misa del Domingo de Ramos en El Vaticano.

La ceremonia comenzó con la bendición papal de cientos de ramos de olivo y palma seguida por una procesión encabezada por el obispo de Roma desde el centro de la plaza vaticana hasta el atrio de la Basílica de San Pedro.

Durante la homilía de la misa Joseph Ratzinger invitó a los católicos a abrirse a los demás porque “quien ama la propia vida la perderá”.

“Ninguno puede poner como absoluto a sí mismo, su cultura y su mundo. Eso requiere que todos nos recibamos mutuamente, renunciando a algo nuestro. La universalidad incluye el misterio de la cruz, la superación de sí mismos”, dijo.

Recordó las palabras de Jesús: “quien desea la vida para sí mismo, vivir sólo para sí mismo, quedarse todo para sí y explotar sus posibilidades, justamente este pierde la vida; ella se vuelve aburrida y vacía”.

Según el pontífice sólo el abandono de uno mismo, solamente el regalo desinteresado del “yo” a favor del “tu”, únicamente en ese “sí” la vida “se vuelve más grande”.

Se trata de un principio idéntico al amor que significa dejar a sí mismo, donarse, no querer poseerse sino volverse libres de sí, no replegarse sino mirar hacia adelante, hacia el otro.

“Si hecho una mirada retrospectiva sobre mi vida personal debo decir que justo en los momentos en los cuales he dicho sí a una renuncia fueron los momentos grandes e importantes de mi vida”, confesó el Papa.

“Quien quiera reservar su vida para sí mismo, la pierde. Quien dona su vida, cotidianamente en los pequeños gestos, que forman parte de la gran decisión, este la encuentra”, concluyó.

Lamenta el Papa muerte de indocumentados africanos

Ciudad del Vaticano.- El Papa Benedicto XVI lamentó la muerte de decenas de inmigrantes indocumentados africanos la semana pasada en el Mar Mediterráneo y urgió a los gobiernos a tomar medidas para evitar tragedias de este tipo.

“Quiero recordar con gran pena a nuestros hermanos y hermanas africanos que, pocos días atrás han encontrado la muerte en el Mar Mediterráneo mientras buscaban llegar a Europa”, dijo ante varios miles de peregrinos en la Plaza de San Pedro.

Al rezar el Angelus desde el atrio de la Basílica Vaticana ante miles de personas que participaron en la misa del Domingo de Ramos pidió no resignarse a “tales tragedias” que “por desgracia” se repiten en el tiempo.

Según el pontífice la dimensión del fenómeno migratorio hace “urgente” estrategias coordinadas entre la Unión Europea y los Estados africanos como la adopción de “adecuadas medidas de carácter humanitario” para evitar que estas personas recurran a “traficantes sin escrúpulos”.

“Mientras rezo por las víctimas quisiera observar que este problema, agravado ulteriormente por la crisis global encontrará soluciones sólo cuando los pueblos africanos, con la ayuda de la comunidad internacional, puedan superar la miseria y las guerras”, apuntó.

En otro tema, durante su mensaje pronunciado en italiano, el obispo de Roma recordó que el 4 de abril se recordó una jornada convocada por las Naciones Unidas para la sensibilización sobre el problema de las minas antipersonales.

Añadió que han pasado 10 años de la entrada en vigor de la convención internacional que vetó estos aparatos además de haberse suscrito hace poco otro acuerdo contra las municiones de racimo.

“Deseo animar a los países que no lo han hecho a firmar sin demora estos importantes instrumentos de derecho internacional humanitario a los cuales El Vaticano ha dado siempre el propio apoyo”, indicó.

“Expreso además –agregó- mi sostén a cualquier medida enfocada a garantizar la necesaria asistencia a las víctimas de tales armas devastadoras”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login