Abre en Israel polémica exposición de cadáveres

Jerusalén.- La exposición el Mundo de los Cuerpos se inauguró en Israel en medio de una gran polémica y las protestas de los líderes religiosos del país, que ven en ella una severa profanación de los muertos.

El museo Madatec (Cien-Tec) de la ciudad Haifa, 100 kilómetros al norte de Tel Aviv, es el escenario de la que es quizás la exposición más polémica de las últimas décadas con 20 cadáveres en distintas posturas y 130 órganos.

Como en otros países, también en Israel la muestra despierta numerosas quejas y denuncias, y ya hoy, a menos de 24 horas de su apertura, se convocaron las primeras manifestaciones frente al museo.

El diario Yediot Aharonot informó que la comunidad ortodoxa “declaró la guerra a la exposición” y que la organización Zaka, una de sus más importantes, amenazó al alcalde de Haifa con recurrir a la Corte Suprema de Justicia para que la clausure.

“El pueblo judío, que tanto respeta a sus propios muertos y hace para que sean enterrados, debe tener el mismo respeto hacia los restos mortales de gentes de otros pueblos”, escribió el rabino Yona Meztger, jefe de Rabinato, exhortando al cierre de la exposición.

“La apertura de la exposición traerá entre nosotros el desprecio por los muertos”, declaró.

La oposición de los religiosos no despierta resquemores entre los organizadores, que aseguran que “no hay lugar donde vayan en el que no se encuentren focos de protesta”, en palabras de Angelina Whalley, creadora de la muestra junto con su marido, el doctor Gunther von Hagens.

“En Asia no la sentimos demasiado, pero en Europa y Estados Unidos hubo muchos líderes religiosos que se opusieron”, manifiesta al diario la creadora de la muestra, que consta de cuerpos plastinizados en los que claramente se distinguen cada órgano, músculo o hueso.

Desde que se inauguró por primera vez en Japón hace 14 años, la muestra la vieron 26 millones de personas por todo el mundo, y permite ver al espectador la anatomía humana y su funcionamiento.

Whalley afirma que en aquella primera ocasión la visitaron más de medio millón de personas, pero se dieron cuenta que la gente “no estaba por lo visto preparada para ver cuerpos de pie”, “les asustaba”.

A raíz de las críticas originales sobre que “parecían muertos”, “adaptamos los cadáveres a situaciones más humanas”, dice al explicar las diversas posturas en las que se exhiben los veinte cadáveres traídos a Israel.

La exposición abre con motivo del período estival del Pesah, Pascua judía que coincide con la Semana Santa, y estará abierta durante tres meses si los religiosos no consiguen sabotearla.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login