Aprueba UE plan definitivo contra cambio climático

Bruselas.- La Unión Europea dio el visto bueno definitivo a su plan contra el cambio climático que prevé un corte del 20 por ciento en emisiones de CO2 y una participación del 20 por ciento de energías renovables en su matriz energética, de cara al 2020.

Con la formalización de la aprobación, propiciada por los ministros europeos del Interior reunidos en Luxemburgo, llegó al fin el extenso proceso al que tuvo que someterse el plan antes de entrar en vigor.

Los sectores más contaminantes, cubiertos por el sistema europeo de comercio de emisiones (ETS, por sus siglas en inglés), tendrán que recortar sus emisiones en un 21 por ciento, mientras sectores como transporte y vivienda deberán reducirlas en 10 por ciento, todos en relación a 2005.

Las nuevas normas dan especial atención a las emisiones provenientes del sector del transporte, responsable de cerca de un 20 por ciento del total de emisiones en la UE, según datos comunitarios.

Los Veintisiete acordaron que al menos un 10 por ciento de los carburantes utilizados en el transporte sean de fuentes renovables en 2020 y establecieron criterios medio ambientales para los biocombustibles consumidos en el bloque, que entrarán en vigor en 2011.

Entre ellos, se determina que tierras en forestas o humedales cuya vegetación llega a un 30 por ciento del área cubierta no pueden ser utilizadas para cultivos destinados a la producción de carburantes biológicos.

La lógica es que la cantidad de emisiones de dióxido de carbono (CO2) que se ahorre con la producción de biocombustibles en determinada área debe ser superior a la cantidad de CO2 almacenada por la vegetación que deberá ser suprimida en esa área para la plantación de cultivos destinados a los biocombustibles.

El plan también establece que hasta 2020 los suministradores de combustibles deberán reducir en un seis por ciento la cantidad de emisiones de sus productos.

“Eso se puede lograr con la mezcla de biocombustibles al petróleo y al diesel, así como con la mejora en la tecnología de producción en la refinerías”, explicó el Consejo de la UE.

Para las industrias, la estrategia europea determina que empiecen a pagar por los derechos de emisión que hasta ahora recibían gratis.

Sin embargo, algunos sectores industriales más contaminantes continuarán obteniendo hasta un cien por ciento de los permisos gratuitamente.

A pesar de las críticas de organizaciones medio ambientales contra esa decisión, Bruselas se defiende diciendo que tiene que evitar que desplacen su producción a países terceros, lo que supondría la pérdida de miles de puestos de trabajo en el bloque europeo.

Otro punto que suscitó críticas de los ambientalistas es que la directiva permite a los países miembros contar como recortes propios los resultados de inversiones que hagan en proyectos medioambientales de países en desarrollo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login