Presupuesto de Defensa recorta aviones F-22

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, anunció su plan de presupuesto para el año fiscal 2010, que recorta programas sobre los aviones de combate F-22 y helicópteros presidenciales.

Los recortes a esos programas no se orientan a equilibrar cuentas, sino a evaluar las “capacidades, requisitos, riesgos y necesidades” para dar a las fuerzas militares una “dirección estratégica diferente”, anotó Gates en rueda de prensa.

Las decisiones reafirman el compromiso del gobierno con las fuerzas armadas, la institucionalización y el financiamiento militares, así como una reforma a los métodos de gasto, contrataciones y adquisiciones, recalcó.

Se terminará la producción de 187 unidades del avión de combate F-22, que representa 183 aviones contemplados en el programa actual, más cuatro recomendados para que se incluyan en los fondos suplementarios de 2009, anotó.

El presupuesto para el año fiscal 2010 representa un incremento del cuatro por ciento con respecto a los 534 mil millones del año pasado.

Mientras tanto, los fondos suplementarios para las guerras de Irak y Afganistán serán de 130 mil millones de dólares, una cantidad ligeramente menor a 2009.

Sobre el impacto de los recortes en el desempleo, Gates señaló que la fuerza laboral para el F-22, fabricados por la firma Lockheed Martin y valorado cada uno en 140 millones de dólares, se reducirá de 24 mil trabajadores este año a 19 mil en 2010 y 13 mil en 2011.

Informó, sin embargo, que se incrementará el presupuesto de siete mil millones a 11 mil millones de dólares en los próximos cinco años para el avión de combate F-35 JSF, un aumento de 14 aviones en 2009 a un total de 30 en 2010.

“Planeamos comprar 513 F-35 en el plan de defensa en los próximos cinco años y finalmente comprar dos mil 443. Para la aviación naval compraremos 31 (aviones de combate) FA-18 en el año fiscal 2010”, detalló.

Esa medida aumentará la fuerza laboral en la producción de los F-35 de 38 mil en 2009 a 64 mil en 2010 y a 82 mil en 2011, recalcó.

El presupuesto continuará para el Ejército y el Cuerpo de Infantería de Marina en tanto se evitan reducciones en la Fuerza Aérea y la Marina, esfuerzo que requerirá 11 mil millones de dólares de incremento por encima de 2009, afirmó.

El Pentágono solicitará 400 millones de dólares adicionales para la investigación médica y 300 millones de dólares más para atención de salud y tratamiento a soldados heridos, entre o otros programas, informó Gates.

El Departamento de Defensa también dio por terminada la compra del avión militar Globemaster C-17 de Boeing y terminará con el programa de satélites TSAT.

Gates, por otro lado, recomendó terminar con el programa de 23 helicópteros presidenciales VH-71 a un costo de 6.5 mil millones de dólares, porque indicó que los costos aumentaron ahora a más de 13 mil millones y hay un retraso de seis años en su producción.

Informó que se incrementarán las operaciones de inteligencia y vigilancia, que incluyen 50 vehículos no tripulados Predator y Reaper para 2011, que han tenido una gran demanda en Irak y Afganistán, así como también aviones Turboprop.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login