Demanda OMS mejores centros de emergencia médica

Ginebra.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra hoy el Día Mundial de la Salud centrándose en el gran número de vidas que se pueden salvar en una emergencia como el sismo que sacudió Italia, si se mejora la construcción de centros médicos.

“El establecimiento sanitario más caro, en términos humanos y financieros, es aquel que fracasa sobre todo durante las emergencias”, afirmó Eric Laroche, subdirector general del grupo orgánico de la OMS de Acción Sanitaria en las Crisis.

Se pueden salvar un número incontable de vidas mejorando la protección frente a las emergencias, señaló Laroche, al añadir que “sabemos que podemos hacer más para que nuestros hospitales y dispensarios no sean víctimas de las emergencias”.

En caso de una inundación, en situaciones de conflicto o en otras emergencias es vital contar con buenos servicios médicos de emergencia para asistir a la población que más lo necesita, indicó el organismo en un comunicado.

La OMS recomendó medidas básicas para que los gobiernos mejoren la seguridad de los centros de salud en caso de emergencia.

En particular, agregó, en la formación del personal de salud, en el diseño y construcción de hospitales seguros, en la modernización de los establecimientos existentes para que sean más resistentes, así como en velar por la protección del personal y los suministros.

“Ante las amenazas para el mundo de los efectos dañinos del cambio climático, el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos y los conflictos armados, es crucial hacer todo lo posible para que los ciudadanos reciban asistencia sanitaria antes, durante y después de un desastre”, declaró la directora general de la OMS, Margaret Chan.

Chan subrayó que los centros de salud son las primeras víctimas de las emergencias, con muertos y heridos entre el personal lo que ocasiona que no se pueda proporcionar servicio a los supervivientes y se pierdan cuantiosas inversiones en la construcción de esos centros.

Este año, el Día Mundial de la Salud se presentó en China, donde el terremoto de mayo de 2008 causó la muerte a más de 87 mil personas y destruyó 11 mil 027 centros de atención de salud.

“Con unas inversiones relativamente modestas se podrían salvar muchas vidas en caso de desastre”, observó.

Algunos países ya han adoptado medidas para mejorar la seguridad de los establecimientos de salud y la preparación y respuesta a las emergencias.

En naciones proclives a los terremotos, como Japón, Pakistán y Perú, se han construido hospitales aplicando normas de seguridad que, mediante un pequeño costo adicional, permiten soportar los terremotos, señaló Chan.

En México, indicó, se ha aplicado un Indice de Seguridad Hospitalaria a más de 200 establecimientos sanitarios, y las autoridades pueden así determinar qué centros son seguros y cuáles necesitan mejoras.

Bangladesh, que periódicamente sufre los azotes de ciclones, ha invertido en la construcción de establecimientos seguros para la prestación de servicios de salud, educativos y de otros tipos, que proporcionan refugio y protección a las comunidades.

Las instalaciones de emergencia a prueba de inundaciones han permitido salvar miles de vidas, por ejemplo cuando el ciclón Sidr arrasó el país en noviembre de 2007.

En las zonas afectadas por conflictos, todas las partes deberían respetar el funcionamiento de los hospitales y los dispensarios, como prevé el derecho humanitario internacional.

Los brotes de enfermedades infecciosas son otra forma de emergencia de salud pública para la que habría que formar al personal.

La OMS instó a todos los ministerios de salud a que revisen la seguridad de los establecimientos sanitarios existentes y velen por que los nuevos se construyan teniendo presentes las cuestiones de seguridad.

Mediante medidas prácticas y eficaces de bajo costo tales como proteger los equipos, elaborar planes de preparación para las emergencias y formar al personal se puede mejorar la seguridad de los centros de salud, prepararlos mej

You must be logged in to post a comment Login