“Cómo evitar el estrés”

Por: Viviana Avila Lindo

La crisis financiera, las preocupaciones familiares, o situaciones de peligro son sólo algunas de las causas que tienen a la población de Estados Unidos sumida en el estrés. Esta condición que afecta a personas de todas las edades puede ser fatal cuando no llega a controlarse a tiempo y con el método adecuado.

De acuerdo con la Asociación Americana de Psicología de Estados Unidos, la actual crisis financiera que afronta el país, ha hecho que el nivel de estrés entre la población estadounidense haya aumentado en el ultimo año. 8 de cada 10 adultos entrevistados reportó que su nivel de preocupación aumentó por los problemas financieros, y un 30 por ciento de los entrevistados aseguró que sus niveles de estrés son extremos. La situación empeora aún más entre los hispanos: un 84 por ciento ve a la economía como su principal causa de estrés.

Lo peor del estrés es que si no se lo pone un freno tendrá un impacto físico y emocional, que en muchos casos puede ser irreversible. Por lo general un estrés extremo puede llevar a las personas a padecer depresión, sufrir ataques cardíacos o derrames cerebrales.

Y como esta columna trata de que usted no se estrese con el tema, tome en cuenta que usted no es la única persona que puede sentirse frágil ante cualquier situación agobiante. Incluso los expertos hablan de que situaciones de felicidad, como contraer nupcias, un ascenso en su empleo, o un viaje pueden ocasionar estrés.

Y aunque no se trata de formulas mágicas, lo más recomendable para el estrés es dormir 8 horas diarias. Usted sentirá que su cuerpo está relajado y listo para comenzar su jornada diaria. Es necesario que usted también organice su tiempo. Busque despertarse a la hora indicada para que no esté a las carreras y su día haya comenzado mal.

Aunque no se trata de que no haya espacio para la improvisación, asegúrese de tener planes y metas a corto y largo plazo. Si se mantiene concentrado en lo que quiere y lo diseña con tiempo, su nivel de estrés se reducirá.

Así mismo, piense que realizar una actividad física diaria le ayudará a pensar mejor. Una caminata al aire libre le permitirá alejarse de la rutina y sentir que usted se dedica tiempo así mismo. Esto despejará su mente.

Y por ultimo recuerde que la alimentación es un factor importante para evitar el estrés. Alejarse de la cafeína, de las bebidas alcohólicas, y en general de alimentos que en exceso pueden ser perjudiciales para su salud. Cuando una persona sufre de estrés excesivo tiende a comer más. Pero está comprobado que un mala alimentación crea más tensión entre las personas.

La batalla contra el estrés no es fácil de librar, sobretodo en estos tiempos. Pero piense que si no da la pelea el resultado puede ser peor.

Amigo lector de La Columna Vertebral, si necesita información de servicios en su comunidad llame a la Línea de Ayuda al 1-800-473-3003.

You must be logged in to post a comment Login