OEA pide ayuda urgente para Haití

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que proporcione la ayuda “urgente” que necesita Haití a corto plazo, en un discurso pronunciado en al Conferencia de Donantes para el país caribeño celebrada en Washington, DC.

“El impacto que la crisis financiera global tendrá en las Américas será considerable y, en el caso específico de Haití, fue y será más profundo, dado el debilitado marco social del país y su precaria estructura económica”, afirmó Insulza.

“Por eso es urgente que esta Conferencia considere la situación y las mejores maneras para ayudar al gobierno y al pueblo de Haití en estos momentos difíciles”, agregó.

La Conferencia de Donantes, organizada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en su sede en la capital estadounidense, tiene el objetivo de obtener los compromisos suficientes para que Haití se recupere de la crisis en la que se sumió en 2008 como consecuencia primero de las alzas en los precios de los alimentos y combustibles, y después del devastador impacto de varios huracanes y tormentas tropicales.

Para ello, el gobierno de Haití desarrolló un programa que recibió el apoyo de varias organizaciones internacionales que marca las líneas de ayuda internacional. Entre otros aspectos, el programa pretende cubrir 125 millones de dólares de déficit presupuestario para el ejercicio 2009, y la creación de entre 100.000 y 150.000 empleos que impactarán directamente a unos 600.000 haitianos.

“La confianza y responsabilidad mutua debe convertirse en la norma para la cooperación entre Haití y los donantes. En ese contexto, el apoyo presupuestario al Gobierno de Haití parece ser un excelente mecanismo para incrementar la transparencia y la eficiencia en un nuevo marco de cooperación”, afirmó Insulza. En ese sentido, insistió en la importancia y en la necesidad de que los esfuerzos de la comunidad internacional estén coordinados.

Además, el Secretario General de la OEA incidió en la necesidad de contribuir al “fortalecimiento de las instituciones democráticas” que con tanto éxito Haití lleva construyendo desde hace varios años.

Insulza hizo un amplio repaso a las operaciones de ayuda que la OEA llevó a cabo en Haití a lo largo de los años, entre las que mencionó el proyecto de modernización del registro civil, la digitalización de los archivos nacionales, apoyo al Consejo Electoral Provisional y al proceso electoral, la emisión de 600.000 documentos de identidad para las elecciones del 19 de abril, el apoyo a personas con discapacidades y las iniciativas de la Fundación Panamericana para el Desarrollo (FUPAD) en materia de desarrollo de comunidades, asistencia en catástrofes, derechos humanos y desarrollo fronterizo.

De cara al futuro, Insulza anunció que la FUPAD ayudará al Gobierno de Haití a implantar un programa de desarrollo urbano de 8,8 millones de dólares, y que la OEA está dispuesta a colaborar con la reforma judicial y penitenciaria que necesita el país.

“Somos plenamente conscientes de nuestra responsabilidad histórica con el pueblo haitiano y estamos trabajando con los pueblos de las Américas para asegurarnos de que Haití será capaz de lograr desarrollo socioeconómico dentro de un marco democrático, y así ocupar el lugar que se merece en el concierto de naciones de las Américas”, sentenció.

Además de Insulza, también intervinieron en la Conferencia de Donantes, entre otros, la Primera Ministra de Haití, Michele Duvivier Pierre-Louis, la Secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, la Ministra de Cooperación de Canadá, Beverly Oda, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, el Presidente del BID, Luis Alberto Moreno, el Director Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, y el Presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick.

You must be logged in to post a comment Login