Oficina ambientalista busca terminar con epidemia de chinches

ARLINGTON, Va. – El gobierno federal está tomando las medidas necesarias para enfrentar una epidemia de chinches (ácaros, talajes o telepates en algunos países) que se ha convertido en una “pesadilla” en muchas partes del país.

Los pequeños insectos de color rojo oscuro que se veían en grandes cantidades antes de la Segunda Guerra Mundial, están de regreso y han infectado dormitorios de colegios, camas de hospitales, refugios de indigentes, complejos habitacionales y hoteles desde Nueva York y Chicago hasta Washington, D.C.

Estos animales viven en pequeñas rendijas y dobleces de colchones, sofás y en la ropa de cama, que con frecuencia surgen en la madrugada para alimentarse de sangre humana.

Debido al gran número de quejas recibidas en las líneas teléfonicas informativas en diferentes ciudades y al incremento de frustrados propietarios de viviendas, la Agencia de Proteción Ambiental (EPA) está celebrando una reunión de trabajo de dos días en un hotel de Crystal City, Virginia que finaliza este miércoles.

“El problema parece que está creciendo y podría definitivamente empeorarse en áreas densamente pobladas como en ciudades, pero puede ser un problema en cualquier parte”, dijo Lois Rossi director de registración en la Oficina de Programas de Pesticidas de EPA.

Uno de los problemas, de acuerdo con investigadores y la industria de pesticidas, es que existen pocos químicos aprobados en el mercado para ser usados en colchones, que antes fueron efectivos para reducir la cantidad de esos animales los últimos 50 años como lo fue el DDT, que ya no se vende.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login