“State of Play”, un thriller con estrellas que rinde tributo al periodismo

LOS ANGELES (AFP) – “State of play” es el último thriller con una redacción como telón de fondo pero que rinde un eficaz tributo al periodismo gracias a la fuerte actuación de Russell Crowe junto a Ben Affleck y Helen Mirren, quienes dejan una estela de melancolía por ese cuarto poder en declive.

La sinopsis resume la cinta como una partida de ajedrez en Washington con la constante pugna entre los políticos que se esfuerzan por mantener su influencia y los periodistas que buscan descubrir la corrupción de ese ejercicio, pero la historia se enfoca en el oficio de informar, confirmar y mantener la rigurosidad pese a la imposición de la inmediatez y a los conflictos de intereses.

La película de 127 minutos, con un presupuesto estimado de 60 millones de dólares y que llega el viernes a los cines de Norteamérica y España bajo el título “La sombra del poder”, está basada en una multipremiada serie de la BBC.

“Hemos intentado apegarnos lo más exactamente posible a lo que es ser un periodista. El Washington Post fue enormemente útil y realmente nos apoyaron. Cada uno de los participantes pasó medio día allí (en el diario)”, contó en rueda de prensa el director escocés del filme, Kevin Macdonald, autor de “El último rey de Escocia”.

Este director de 41 años también ganó un Oscar, como gran parte de este elenco, gracias a su documental “One Day in September” en 1999, pero llevar esta cinta tuvo sus buenos dramas: primero la huelga de guionistas de 2007-2008 y luego el retiro de los dos actores en los papeles principales.

Dos semanas antes de iniciar el rodaje Brad Pitt abandonó el proyecto por diferencias con el guión y también Edward Norton. En cuestión de días, el director convenció a Russell para este protagónico ya aplaudido por The Guardian en Gran Bretaña y Los Angeles Times en Estados Unidos.

“Una de las cosas que entra en juego en esta historia es la ambigüedad de la noción de prensa objetiva”, dijo Crowe, que a sus 45 años interpreta al “periodista tradicional” y que según los productores era el que guardaba los peores prejuicios de la prensa.

Según el director ese personaje está pensado para recordar el oficio de antes y que debe confrontar a una joven colega de la nueva escuela, encargada del blog de un gran diario siempre tentada por salir antes con su página repleta de síntesis de opiniones.

“Me interesó la idea de representar el nuevo periodismo frente al viejo. Es un asunto relevante en una profesión que está cambiando. Pero la motivación de Cal (papel que interpreta Crowe) y Della (la ‘blogger’ en la piel de Rachel McAdams) es esencialmente la misma: escribir buenas historias”, dijo McAdams.

Helen Mirren encarna a una editora frontal y que en vista de la caída en picada de venta de los diarios poco le importa salir con una noticia en portada a medias o con el titular más ligero si eso contribuirá a vender un poco más de ejemplares.

Mirren pasó por la redacción de Los Angeles Times para construir su personaje de ‘Cameron Lynne’.

“Amablemente nos dejaron sentarnos en la reunión de pauta para el diario del día siguiente. Los jefes de cada departamento estaban defendiendo sus historias para ir en portada”, contó Mirren.

“Uno siente en esa sala que está con gente inteligente, pero también son muy duros entre ellos. No hay cortesía, sólo bien directos. Tienes que tener nervios de hierro en ese ambiente”, contó la actriz.

Los personajes y los hechos del filme parecen un puzzle de noticias reales reveladas a medias en la era de George W. Bush, con el toque de hechos inverosímiles que suele emplear Hollywood, pero metiendo el dedo en la llaga de los principios del periodismo y de su situación actual.

“Los periódicos son como el caballo y el carruaje, y ahora están haciendo automóviles”, comparó Affleck.

“Creo que el mayor peligro es soltar los caballos y el carruaje cuando todavía no nos aseguramos de conservar lo que es realmente valioso de esta cultura, que e

You must be logged in to post a comment Login