Cumbre de las Américas será un termómetro regional

Por José Luis Castillejos

Lima.- La V Cumbre de las Américas será una especie de “termómetro regional” donde se definirá una agenda colectiva frente a la crisis financiera internacional, el narcotráfico, la pobreza y el desarrollo humano, consideraron especialistas.

Politólogos peruanos señalaron a Notimex que el cónclave, al que asistirá el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ocurrirá en momentos en que existe la urgencia de integrarse en la región para hacer frente a factores exógenos como la crisis.

El analista Rolando Ames sostuvo que la actual crisis es mucho más que económica y señaló que puso en evidencia, en los países más poderosos, graves fallas de la política y del Estado en sus relaciones con los agentes económicos.

El coordinador de la especialidad de Ciencia Política y gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú añadió que se teme que parte del reciente paquete crediticio que Obama comenzó a aplicar se pierda sin lograr su objetivo.

“La crisis es ya, literalmente, sistémica. Es más que una crisis financiera y económica norteamericana. Ella ha puesto en evidencia las graves fallas de la política y del Estado en su relación con los agentes económicos, en los países más poderosos”, anotó.

Ese será, sin duda, uno de los temas que mayor atracción tendrá en los gobiernos de países emergentes que temen estancarse debido a la grave recesión.

Roberto Morín Vera, especialista en cooperación regional, señaló por su parte que los países deben estrechar y profundizar sus relaciones para combatir una serie de problemas que amenazan con desacelerar el ritmo del crecimiento económico.

Sin excepción, todos los países de la región tienen la urgencia de trabajar para atacar la exclusión social, la pobreza, el hambre y, en paralelo, trabajar en una nueva agenda ante las permanentes amenazas a la seguridad regional, añadió.

La Cumbre, indicó Morín Vera, buscará encontrar mecanismos que ayuden a la región a construir un nuevo futuro, pero el camino es complicado debido a problemas de seguridad energética, narcotráfico, falta de recursos y violencia en algunas naciones.

Recordó que uno de los problemas que no ha podido ser superado, y con el cual vienen batallando los gobiernos desde hace varios años, es el relativo a la erradicación de la pobreza, la falta de oportunidades y las desigualdades en educación, salud e ingreso.

Datos oficiales indican que, en toda la región, más de 96 millones de personas viven en la pobreza extrema, en tanto casi 400 millones continúan sufriendo alguna forma de discriminación y 22 millones de jóvenes no trabajan ni estudian.

Los gobiernos asistirán a la V Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago de este fin de semana con la urgencia de superar estas condiciones que pueden socavar la seguridad al erosionar la cohesión social y debilitar el apoyo a la democracia.

“¿No será que la voluntad política no alcanza para superar todos estos obstáculos?, ¿o será que no hay mucha rentabilidad política y todo queda en retórica?”, se preguntó, tras lo cual indicó que en la cita “se sabrá si el diagnóstico y el termómetro han funcionado”.

Consideró que será muy importante que el presidente Obama fije su posición respecto a la relación que desea tener con Estados Unidos, una región a la cual ese país le ha dado la espalda desde hace varias décadas y sólo lo ve como un colaborador antinarcóticos.

Morín Vera indicó que los gobiernos latinoamericanos tienen la necesidad que se defina qué tipo de relación quiere tener Estados Unidos con este bloque donde los problemas son muchos y se ha venido a complicar por los problemas financieros del país del norte.

El experto dijo que Estados Unidos, literalmente, ha ignorado a Latinoamérica, pero ahora tiene la necesidad de nuevos aliados en momentos en que la economía de ese país ya no es atractiva ni constituye el llamado “sueño americano”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login