Presionan activistas pro inmigrantes a congresistas en Illinois

Chicago.- Activistas pro inmigrantes de Illinois realizan una campaña de presión en contra de los congresistas federales del estado, a fin de comprometerlos con el regreso al debate de la reforma migratoria.

Al aprovechar el receso de sesiones, que concluye el próximo viernes, integrantes de la Coalición pro Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR) se han acercado a los 19 representantes de Illinois en el Congreso nacional para solicitarles que aclaren su postura y compromiso.

“En algunos casos nos han dado citas para conversar sobre el tema, en otros se ha confirmado que mantienen el voto en pro de la reforma, algunos más están lejos de Chicago y se les envió carta, y aquellos que tienen una postura dura están recibiendo nuestra visita masiva”, dijo Artemio Arreola.

El director político de ICIRR comentó que dentro de la campaña “Un sueño. Una nación” se han programado varias actividades para impulsar en el Congreso la reforma migratoria, “y estos mítines frente a las oficinas de los congresistas son una forma de ciudadanizar la protesta”.

Este miércoles, más de 300 activistas protestaron frente a las oficinas de Mark Kirk, quien está en contra de la legalización de indocumentados, e incluso ha declarado que la mejor solución “es repartir condones al pueblo mexicano”.

Durante la protesta un grupo de líderes comunitarios, integrantes de la Coalición se entrevistó con Kirk, a quien se le reprochó la adopción de una política de odio contra los inmigrantes, que entre otras acciones incluye la promoción del perfil racial que se sigue en la vigilancia aeroportuaria.

“El tenía previsto anunciar hoy su candidatura para ocupar el escaño senatorial que estará en juego el próximo año y no lo hizo. Al menos mostró disposición para recibir y escuchar a la comisión que entró a su oficina, aunque reiteró su postura”, dijo Arreola.

En tanto Joshua Hoyt, director ejecutivo de ICIRR, comentó que estas acciones de presión seguirán, ya que forman parte de una campaña más amplia que se lleva a cabo en varios estados del país.

“En estas dos semanas de receso se han logrado concertar más de 150 encuentros con representantes y senadores en ciudades como Nueva York, Los Angeles, Miami, Chicago, así como poblaciones en estados como Nebraska, Idaho y Carolina del Norte”, precisó.

Hoyt destacó que los líderes de la coalición que representa están motivados por el compromiso del presidente Obama de iniciar este año el proceso de reforma migratoria.

“Nuestra nación necesita dirigir una reforma migratoria con soluciones sensibles y prácticas, que incluyan cambios justos y humanos”, afirmó.

“Que traiga a los indocumentados dentro de la ley, ofrezca oportunidades para una migración futura segura, proteja a todos los trabajadores y ayude a los inmigrantes a integrarse a la sociedad americana”, agregó Hoyt.

Los activistas de ICIRR programaron mitines frente a las oficinas de los dos congresistas más duros en su posición frente a la reforma migratoria, como son Mark Kirk y Dan Lipinski.

También organizaron encuentros con los que están a favor de la misma, como Bobby Rush, Jesse Jackson Jr, Janice Schakowsky, Luis Gutiérrez, Danny Davis, y el recién electo Mike Quigley.

Asimismo, promueven encuentros con los congresistas que no han definido su posición, como Juddy Biggert, Thimothy Johnson, Phil Hare, John Shimkus, Peter Roskain, Melissa Bean, Jerry Costello, Donald Manzullo, y los de nuevo ingreso: Aaron Schock, Bill Foster y Debbie Halvorson.

En cuanto a sus dos representantes en el Senado, Richard Durbin y Ronald Burris, ambos demostraron su compromiso con la reforma migratoria.

Mientras el primero reintrodujo la ley Dream Act, que facilitaría a jóvenes indocumentados seguir sus estudios universitarios, el segundo ha promovido leyes privadas para evitar la separación de familias por la deportación.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login