Resurgimiento de extremismo de derecha en Estados Unidos

La recesión económica y la elección del primer presidente afroamericano representan una oportunidad para la radicalización y el reclutamiento de extremistas de derecha en Estados Unidos, según un reporte oficial.

La Oficina de Inteligencia y Análisis del Departamento de Seguridad Interna indicó que aunque carece de información sobre planes de “terroristas internos de derecha”, ´éstos “pueden ganar nuevos miembros al utilizar sus miedos sobre varios asuntos emergentes”.

Las amenazas de supremacistas blancos y grupos violentos “antigobierno” durante 2009 han sido principalmente retóricas y no han indicado planes concretos para realizar algún tipo de ataque, de acuerdo con el reporte.

Según el análisis, las consecuencias de los embargos hipotecarios, el desempleo y la incapacidad para obtener crédito puede crear un “ambiente fértil de reclutamiento” para extremistas de derecha, que pueden generar confrontaciones con el gobierno.

“Extremistas de derecha enfocan sus esfuerzos en reclutar nuevos miembros, movilizar a sus actuales partidarios y ampliar su alcance y llamado mediante la propaganda, pero todavía no se han orientado a la planificación de ataques”, subrayó la entidad.

Indicó que el clima económico y político actual es similar al de la década de 1990, cuando extremistas de derecha registraron un resurgimiento.

El crecimiento de esos grupos disminuyó tras las medidas adoptadas por el gobierno como resultado del atentado de 1995 en Oklahoma, así como mejoras en la economía y la permanencia de Estados Unidos como potencia mundial.

La posible aprobación de nuevas restricciones a armas de fuego y el regreso de veteranos pueden representar desafíos significativos en su reintegración a sus comunidades.

Esa situación pueden favorecer el surgimiento de grupos terroristas y extremistas solitarios, capaces de realizar ataques violentos, agregó el informe.

Indicó que en los 90 había la percepción entre los extremistas de derecha de que los inmigrantes indocumentados les quitaban el trabajo a los estadounidenses.

El reporte resaltó que en los últimos cinco años, esos grupos, incluyendo milicias y supremacistas blancos, han adoptado ese tema para un llamado a la acción y el reclutamiento.

No obstante, el análisis estimó que, en caso de que ocurra algún ataque por la presunta falta de acción del gobierno sobre los indocumentados, es probable que esos actos sean aislados, de baja escala y dirigidos a blancos específicos relacionados con la inmigración.

El reportó destacó, no obstante, que organizaciones de derechos civiles han denunciado en los últimos cinco años crímenes contra hispanos.

Citó los casos de seis milicianos arrestados en abril de 2007, tras ser acusados de planificar ataques contra hispanos, así como el de un hombre detenido en febrero de ese año luego de expresar sus planes de viajar a la frontera mexicana para matar inmigrantes.

La secretaria del Departamento de Seguridad Interna (DHS), Janet Napolitano, dijo en un comunicado que su función es monitorear el extremismo violento que tiene raíces en Estados Unidos.

“No podemos darnos el lujo de enfocar nuestros esfuerzos en un grupo, debemos proteger al país del terrorismo, ya sea extranjero o nacional, y sin considerar la ideología que motiva su violencia”, apuntó Napolitano.

Aludió a la carta que le envió el comandante nacional de la Legión Americana, David Rehbein, veterano del Ejército, que consideró el reporte como “incompleto” y “políticamente prejuiciado”, sobre todo en lo referente al control de armas o el regreso de veteranos de guerra.

La funcionaria informó que la semana próxima, luego de regresar de su viaje a México, se reunirá con Rehbein para decirle “cara a cara que honramos a los veteranos” y que cientos de ellos trabajan en el Departamento de Seguridad Interna.

Napolitano pide disculpas a veteranos de guerra

La titular del Departamento de Seguridad Interna, Janet Napolitano, se disculpó por haber ofendido

You must be logged in to post a comment Login