Mao en espermatozoide en publicidad alemana suscita indignación en China

PEKIN (AFP) – Los medios de comunicación oficiales y los internautas en China están indignados por un proyecto alemán de publicidad para preservativos que caricaturiza al presidente Mao y lo hace aparecer junto a Hitler y Bin Laden, lo que insulta, según ellos, al gigante asiático.

La publicidad fue realizada por la agencia norteamericana Grey Group, filial del número dos mundial WPP, para la compañía farmacéutica alemana Doc Morris, que quiere promover una nueva línea de condones.

La campaña, sin texto, pone en acción a un grupo de espermatozoides, algunos de los cuales adquieren forma humana. A Mao se lo reconoce por su corte de pelo, lo mismo que a Hitler por su bigote y a Bin Laden por su barba característica y su turbante blanco.

La publicidad no fue aprobada por el anunciante al que estaba destinada, y Grey declaró este viernes en un comunicado que estaba tratando de retirarla dondequiera que haya sido publicada.

“Entendemos que la publicidad ha herido la sensibilidad de los chinos por su referencia visual al presidente Mao. Grey ha presentado sus excusas sinceras y ha contactado formalmente a la embajada de China en Alemania para garantizar que esta publicidad no autorizada no sera utilizada nunca” , señala la agencia.

“Tenemos el más profundo respeto para China, su pueblo, su cultura y sus instituciones”, añadió Grey Group, que sin embargo no menciona para nada en su comunicado a Hitler ni a Bin Laden.

El hecho de que el fundador de la República Popular China haya sido asociado a Hitler y Bin Laden ha provocado una fuerte reacción en China, donde Mao es un icono para el régimen y para de la población.

En su sitio web, el Diario del Pueblo, órgano del Partido Comunista Chino, consagra una página especial al caso, llena de reacciones indignadas.

“Deben pedir disculpas a China”, escribe un visitante, aunque en el portal sina.com, algunos no están de acuerdo. “Soy un viejo obrero de 70 años y, por más que he reflexionado, no logro entender por qué la gente defiende a Mao con tanta pasión”, escribe otro.

“En aquel tiempo, además del hambre y la pobreza, todo el mundo se sentía en peligro y en una atmósfera asfixiante. ¿En donde está la grandeza de Mao?”, dice el lector, provocando una ola de insultos nacionalistas.

El año pasado, el fabricante francés de automóviles Citroën pidió disculpas por haber utilizado un Mao que bizqueaba y con la boca torcida en una publicidad en España… La sustituyó por un Napoleón furibundo.

You must be logged in to post a comment Login