El discurso de Mauricio Funes en la V Cumbre de las Américas

Excelentísimos señores jefes y jefas de estado y/o gobierno.

Permítanme, en mi condición de presidente electo de El Salvador, y en el entendido que es al Presidente Saca a quien le corresponde definir posición sobre esta cumbre en su calidad de presidente en funciones, reforzar el planteamiento hecho por mi antecesor en un tema de trascendencia hemisférica como es el de la prosperidad humana.

Hoy, más que nunca, la noción de prosperidad humana tiene un significado especial, ya que la crisis financiera y económica internacional que está afectando a nuestros países, amenaza con hacernos retroceder el camino que tanto nos ha costado andar en los últimos años, en términos de reducción de la pobreza y de la consolidación de la democracia.

Por ello, es fundamental que en este foro se reivindique la prosperidad humana como la idea fundamental que debe guiar nuestras acciones presentes y futuras.

En términos de gestión pública, la noción de prosperidad humana implica que nuestros países deben definir como prioridad el diseño e implementación de políticas publicas que por una parte, protejan a la población pobre y vulnerable, y por otra, contribuyan a mantener los empleos actuales y a crear nuevos, así como a aumentar nuestra capacidad productiva futura.

Ciertamente, y como lo ha subrayado el Presidente Saca, para lograr estas metas se requiere movilizar recursos internos y externos adicionales y dedicarlos a financiar programas sociales y productivos.

En este sentido, me sumo al pedido del Presidente Saca y del resto de presidentes centroamericanos de proponerle al gobierno de estados unidos, dignamente representado por el presidente Barack Obama, que contribuya al fortalecimiento de los bancos regionales, particularmente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Si bien la obtención de recursos externos adicionales es una condición necesaria para que nuestros países puedan enfrentar de mejor manera la crisis económica y financiera internacional, no es de ningún modo suficiente.

Se necesita, además, que en el ámbito interno, cada uno de nuestros países realice esfuerzos extraordinarios para utilizar mejor los escasos recursos existentes, diseñar políticas novedosas destinadas a aumentar la productividad y la competitividad de nuestras economías, y fundamentalmente, abandonar de una vez por todas la vieja práctica de hacer que los costos de la crisis recaigan sobre los más pobres.

En cierta medida, nuestras economías son ahora más vulnerables que antes, y me refiero en especial, a la economía salvadoreña, por nuestra falta de voluntad política para empujar los cambios que nuestros países vienen demandando desde hace algunos años.

Lo que mueve a millones de latinoamericanos a moverse de sus países y buscar en estados unidos o en cualquier otro país desarrollado nuevos derroteros es la falta de oportunidades para acceder a un mejor nivel de vida, que en buenas cuentas, se reduce a un mejor ingreso y a un trabajo digno y estable.

Crear estas oportunidades es un esfuerzo al que como gobernantes no podemos renunciar.

Pero este esfuerzo demanda no solo de apoyo y solidaridad internacional.

Exige además un cambio de actitud y de interpretar la realidad.

Hemos venido demandando un cambio en la forma de relacionamiento que históricamente se ha construido entre Estados Unidos y nuestros pueblos.

El presidente Obama tiene razón cuando advierte que el cambio debe experimentarse en todos; no solo en el liderazgo estadounidense, también en el liderazgo latinoamericano.

En mi país, solo la búsqueda de consensos y el deseo de no quedarse atrapado en el pasado es lo que nos está permitiendo enfocar el futuro de modo diferente y albergar la esperanza de que es posible construir una nueva sociedad, incluyente y solidaria.

Si bien la crisis internacional plantea enormes obstáculos y desafíos para la prosperidad humana, también presenta oportunidades que debemos aprovechar.

Una

You must be logged in to post a comment Login