Busca mexicano un abogado en EU

Chicago.- El joven estudiante mexicano Rigoberto Padilla tiene sólo 18 días para que se cumpla su deportación y aun no logra encontrar un abogado dispuesto a defenderlo y al menos obtener una prórroga más para su estancia en Estados Unidos.

Su proceso ha sido acelerado debido a que el 18 de enero pasado, cuando lo detuvieron por una violación de tránsito, lo arrestaron por no tener licencia de conducir y terminó a disposición del Servicio de Inmigración.

Padilla escogió usar en su tobillo derecho el brazalete de monitoreo electrónico en lugar de pagar una elevada fianza.

“Lo escogí porque mi familia no tenía dinero en ese momento, además me dijeron que si aceptaba el brazalete salía ese mismo día, y yo no quería faltar a la escuela”, contó.

“Después me enteré que por ello soy considerado un preso y el juez atiende con mayor rapidez los casos de los prisioneros”, expresó el joven a Notimex.

La otra opción para Rigo, un activista de 21 años originario de Jalisco, era pagar la fianza, estimada en dos mil 500 dólares, esperar su liberación, después de tres días de encierro, así como un proceso que probablemente tardaría un año.

Padilla tenía que haber abandonado el país el 8 de abril, sin embargo el juez le concedió un mes más para conseguir un abogado. “No he encontrado a ninguno que quiera ayudarme, todos me dicen que mi caso está perdido y que acepte la deportación voluntaria”, indicó.

El joven, que cursa el último semestre de un grado asociado de estudios latinoamericanos en la escuela Harold Washington College, no quiere darse por vencido y se resiste a regresar a México, de donde salió a los seis años de edad con toda su familia.

El mexicano cuenta con el apoyo del senador Richard Durbin, quien asistirá este martes a un mitin que organiza la comunidad en la Plaza Federal a favor de la permanencia del estudiante, “aunque él me ha dicho que no puede hacer nada, más que escribir una carta de apoyo”.

Durbin volvió a introducir al Senado federal la ley DreamAct, que favorece con la legalización a los jóvenes indocumentados que estén estudiando en escuelas de educacion superior, iniciativa que beneficiaría a Rigo de ser aprobada.

Padilla tiene la esperanza de encontrar en los próximos días un abogado que acepte representarlo y al menos consiga un mes más de extensión a su permiso de estancia, tiempo en el que confía “podrían pasar muchas cosas”.

El activista ha recibido un amplio apoyo de la comunidad, a través de la “Campaña para salvar a Rigo Padilla” que colecta firmas para su permanencia; de sus compañeros de estudio que difunden su caso en blogs electrónicos, así como de líderes de grupos pro inmigrantes.

Rigo continúa asistiendo a sus clases, así como a un programa de capacitación en una estación de radio latina, ya que desea graduarse en Leyes y Periodismo, pero su situación le impide concentrarse a mes y medio de que concluya el ciclo escolar.

“No quiero rendirme, si acepto la salida voluntaria estaría perdiendo todo lo que tengo, mis amigos, mi familia, mis logros. Aunque soy mexicano, regresar a mi país de origen sería difícil para mi, significa empezar en un lugar que desconozco”, enfatizó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login