Clara Rojas tiende la mano de la reconciliación a Ingrid Betancourt

MADRID (AFP) – La ex rehén colombiana Clara Rojas se mostró este martes, durante la presentación en España de su libro “Cautiva”, abierta a una reconciliación con la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, junto con la cual fue secuestrada por la guerrilla de las FARC en 2002.

“Yo ya estoy abierta a esa posibilidad y en cualquier momento yo sé que es posible que se presente”, respondió Clara Rojas al ser interrogada por la posibilidad de una reconciliación entre ella y Betancourt, que se distanciaron durante su cautiverio en la selva colombiana a manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“El canal está abierto”, “yo lo que quisiera es limar (…) pequeñas asperezas”, aseguró Rojas, que en el momento del secuestro, el 23 de febrero de 2002, era jefa de gabinete de la campaña electoral de Ingrid Betancourt, candidata ecologista a la presidencia colombiana.

Clara Rojas e Ingrid Betancourt se distanciaron progresivamente tras un intento fallido de huida, según ha relatado la primera, que fue liberada en enero de 2008, seis meses antes que la franco-colombiana.

Rojas, cuyo hijo, Emmanuel, de 5 años, nació durante su cautiverio de una relación consentida con un guerrillero cuya identidad no ha revelado, presentó este martes en la Casa de América de Madrid su libro “Cautiva. Testimonio de un secuestro”, acompañada por su madre, que junto con el hijo de Clara pasa unos días de descanso en España.

“Estoy muy feliz porque cada día disfruto más plenamente el estar libre”, aseguró sonriente la ex rehén, que dedicó los últimos nueve meses a la escritura del libro.

Respecto a la situación en Colombia, volvió a recomendar “flexibilidad” al presidente colombiano, Alvaro Uribe, para acercarse más a la guerrilla de las FARC con el objetivo de acabar con la violencia.

“Hay que abrir un poco más esa parte de flexibilidad para ver cómo se desarrolla un acercamiento mayor a las FARC” y Uribe va en esa dirección, estimó Rojas, que apuntó que las próximas elecciones presidenciales, en 2010, exigen “un compás de espera” para que la sociedad colombiana se pronuncie sobre las vías para conseguir la paz.

Rojas, abogada de 44 años, indicó que podría dedicarse a la política “más adelante”.

“Todavía no es el momento; hay cosas que tengo que vivir”: “quiero seguir dedicada un tiempo a Emmanuel y también quiero seguir dedicando tiempo a este trabajo humanitario”, precisó, en relación con la lucha en favor de la liberación de todos los secuestrados en Colombia.

La ex rehén tuvo palabras de elogio para Uribe y para el presidente venezolano, Hugo Chávez. Por Uribe siente “profunda admiración” por “su capacidad de trabajo y liderazgo”, y de Chávez volvió a recordar que “gracias a él” fue liberada.

“He visto con muy buenos ojos que los dos presidentes han hecho un esfuerzo” y “han limado muchas asperezas” para mejorar las relaciones entre ambos países, entre otras cosas con el envío hace un mes de una nueva embajadora colombiana a Venezuela, celebró.

You must be logged in to post a comment Login