Urgen funcionarios de Arizona por reforma migratoria

Phoenix.- Funcionarios locales y estatales de Arizona destacaron ante senadores federales la necesidad de aprobar una reforma migratoria integral para desactivar el potencial de violencia en la frontera con México.

“Mientras no se dé una reforma migratoria integral, la violencia a lo largo de la frontera con México continuará sin un freno inmediato”, advirtió Jack F. Harris, director de seguridad pública de la ciudad de Phoenix.

Harris fue uno de nueve funcionarios locales y estatales, incluyendo a la gobernadora Jan Brewer, que participaron en la audiencia del Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado, efectuada en Phoenix, para analizar la violencia a lo largo de la frontera.

La audiencia, encabezada por los senadores Joseph Lieberman, John McCain y Jon Kyl, es la tercera efectuada por el Senado a lo largo del último mes para analizar formas de prevención de la violencia a lo largo de la línea divisoria entre Estados Unidos y México.

“Ustedes deben de encontrar la forma de regularizar el cruce de personas, o esta situación de violencia producto del tráfico de indocumentados y drogas continuará”, dijo Harris a los senadores.

Harris informó que en Phoenix todas las modalidades de crimen se han reducido en forma importante durante el último año con excepción de los delitos relacionados con la frontera, especialmente los secuestros e invasiones de casas.

Explicó que los indocumentados son secuestrados para exigir el pago de rescate o una mayor cuota por su cruce, y los traficantes de inmigrantes invaden casas para robar o para secuestrar a los inmigrantes.

Precisó que en 2008 en Phoenix se registraron 368 secuestros y 337 invasiones de casas, en lo que dijo es un problema que ha recibido la atención mundial y le ha valido a esta ciudad ser considerada la “capital del secuestro” en Estados Unidos.

La participación de Harris estuvo precedida por la de la gobernadora Brewer, quien dijo que Estados Unidos requiere de una política migratoria “justa y efectiva” para asegurar en forma efectiva sus fronteras.

“Nuestros retos de seguridad fronteriza están combinados de forma importante con nuestra incapacidad para desarrollar una estrategia de largo plazo para una justa y apropiada inmigración legal y la prevención de cruces ilegales”, dijo.

“Reconozco que los asuntos relacionados con política migratoria son espinosos, pero debo decir que sin acción federal en este asunto, los estados, particularmente los estados fronterizos, están en una posición muy vulnerable”, agregó.

En la audiencia testificaron, además de Harris y Brewer, el procurador general de Arizona, Terry Goddard; el alcalde de Phoenix, Phil Gordon; el lídefr de la etnia indígena Tohono O”odham, Ned Norris, y el alguacil del condado de Cochise, Larry Dever.

Norris reiteró ante los senadores la oposición de su etnia a la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México, porque dificultaría aún más el cruce entre uno y otro lado a los miembros de su comunidad.

Dijo que en el lado mexicano de la frontera existen aún nueve poblaciones Tohono O”odham, con alrededor de mil 500 residentes.

Norris reafirmó el compromiso de su etnia de cooperar con la seguridad del territorio estadunidense, pero indicó que se deben encontrar formas de asegurar la frontera sin tener que levantar muros.

La audiencia se efectuó en Phoenix al considerarse a Arizona como el principal corredor para el contrabando de indocumentados y uno de los mayores para el tráfico de drogas.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login