Juan Marsé defiende la memoria y el bilingüismo al recibir el Cervantes

ALCALA DE HENARES, España (AFP) – El escritor español Juan Marsé defendió este jueves la memoria y el bilingüismo y proclamó su amor por la ficción al recibir el Premio Cervantes 2008, máximo galardón de las letras en lengua española, de manos del rey Juan Carlos I de España.

Marsé, de 76 años, recibió el Cervantes, dotado con 125.000 euros, en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, cerca de Madrid, cuna del creador de “El Quijote”, coincidiendo con el aniversario de la muerte del maestro español.

El escritor, miembro de la generación de los años 50 y narrador de la difícil vida en la Barcelona de la posguerra en obras como “Ultimas tardes con Teresa”, declaró tras recibir el el premio su gusto por la ficción, alimentada desde niño por el cine, en un momento en el que estaba en auge el realismo social.

Escritor catalán en lengua castellana, defendió además en su discurso “la dualidad cultural y lingüística de Cataluña, que tanto preocupa y que nos enriquece a todos”.

“Hay quien piensa que se trata de una anomalía, un desacuerdo entre lo que soy y represento y lo que debería haber sido”, pero “desacuerdos tengo para dar y tomar”, comentó el escritor, que hizo alusión a sus apellidos, que tomó de la familia que le adoptó después de morir su madre en el parto.

El nuevo Premio Cervantes evocó el “desacuerdo entre apariencia y realidad” del Don Quijote cervantino, que “no tiene nada que ver con el desacuerdo “entre lo que oficialmente se decía que éramos y cómo nosotros nos veíamos en realidad” durante la dictadura de Franco (1939-1975), en que vivió en su infancia y juventud.

“Las cosas no son siempre lo que parecen”, es la lección que saca de “El Quijote”, válida antes y hoy, cuando por ejemplo “las armas de destrucción masiva que algunos afirmaban haber visto, al final resultaron ser un par de zapatos”, denunció en relación a la invasión estadounidense de Irak.

Por eso reivindicó la memoria, frente al olvido, como inseparable de la imaginación y de la literatura.

Marsé es constructor de “tramas capaces de imantar al lector e introducirle en los ambientes más dispares de Barcelona”, de personajes de “una España de otro tiempo”, de “figuras tan humanas en su debilidad como en su nobleza”, describió por su parte el Rey de España.

Todo ello bajo el signo de la “autenticidad”, “concepto clave en la obra de Juan Marsé y una de las razones de la consistencia de sus personajes, del brío de sus historias o del rigor de su palabra”, alabó el monarca.

El galardonado, que comenzó su intervención confesando que le “da bastante apuro hablar en público”, hizo un repaso a su infancia y juventud en la Barcelona franquista, donde tuvo un primer trabajo en un taller de joyería, y su acercamiento a la literatura y el cine.

“Si te dicen que caí” (1973), que la dictadura franquista censuró, por lo que tuvo que ser publicada en México, “La muchacha de las bragas de oro” y “El embrujo de Shanghai” son algunas de las obras más conocidas del autor, muchas de ellas llevadas al cine y al teatro.

Marsé, que se inició publicando relatos hasta que en 1960 publicó su primera novela, ha obtenido numerosos premios, entre otros el Planeta en 1978 y el Juan Rulfo en 1997.

El Cervantes, considerado el Nobel de las letras española y entregado alternativamente autores españoles y latinoamericanos, fue otorgado el año pasado al argentino Juan Gelman.

You must be logged in to post a comment Login