Mary Robinson insta liderazgo de OEA en DDHH

La ex Presidenta de Irlanda y antigua Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Mary Robinson, alabó hoy los avances alcanzados por los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en materia de Derechos Humanos, y los instó a asumir el liderazgo en materias relacionadas con la causa.

“Me quedé realmente impresionada tanto por lo que se dijo como por los pasos que la OEA tomó ya en este sentido, que yo considero que están por delante de otras regiones”, afirmó Robinson al concluir su alocución ante la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos de la institución hemisférica, en una sesión celebrada en el Salón Bolívar de la sede central de la OEA en Washington, DC.

Robinson mencionó especialmente el papel desarrollado por la Comisión y la Corte Interamericanas de Derechos Humanos, y en general de todos los estamentos de la OEA por su trabajo para “promocionar y difundir” los Derechos Humanos “no sólo en las Américas, sino también globalmente”.

La que fue primera Presidenta de la República de Irlanda entre 1990 y 1997, citó en concreto tres aspectos en los que la comunidad internacional debe trabajar con especial ahínco “y con cierta sensación de urgencia”, y en los que los estados miembros de la OEA pueden interpretar un papel importante.

“Nos encantaría tener una serie de países que tomasen el mando en diferentes componentes de esta agenda y en diferentes contextos”, afirmó Robinson.

El primero de los tres puntos de la agenda se refirió a la conexión entre la pobreza y los derechos humanos, para lo cual Robinson cree debe lograrse un “enfoque más racional”. En ese sentido, agregó, las Américas “tienen un papel especial que interpretar”, porque dispone de un “enfoque holístico muy profundamente arraigado en la Convención Interamericana de Derechos Humanos y en las constituciones de muchos de sus países”.

Los esfuerzos por mantener e incluso fortalecer los sistemas nacionales de protección de los Derechos Humanos constituyen el segundo punto de la agenda de Robinson, que instó a los países a implicarse en “más intercambios”, a participar en “más redes” y a mantener contactos con instituciones de otras regiones del planeta.

En ese sentido, aseguró que el continente tiene mucho que aportar al resto del planeta. “Compartir más experiencias de fortaleza regional y de la manera en que el Sistema Interamericano desarrolló sus enfoques es algo que podríamos estudiar”.

Además, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos entre 1997 y 2002, mencionó como el tercer punto la conexión entre el cambio climático y su impacto en la protección de los Derechos Humanos.

“Estamos buscando gobiernos para que actúen junto a la sociedad civil, con el sector privado, con varios grupos, y que todos contribuyan a lograr avances en esta agenda”, sentenció Robinson, fundadora de la Organización No Gubernamental (ONG) “Realizing Rights”, cuya misión declarada es “poner los estándares de los Derechos Humanos en el corazón de los gobiernos y la toma de decisiones globales, y para asegurar que las necesidades de los más pobres sean tratadas en el escenario global”.

Durante su alocución, acompañó a Robinson el enviado especial de Suiza para los Derechos Humanos, Rudolf Knoblauch, que presentó la iniciativa de su país para lograr “Una Agenda para los Derechos Humanos”, de la que forman parte Robinson, la OEA y Paulo Sergio Pinheiro, miembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Robinson y Knoblauch fueron presentados en el acto por la Presidenta de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos y Representante Permanente de Uruguay ante la OEA, María del Luján Flores. Tras las alocuciones de los intervinientes, mostraron su respaldo a la labor de ambos los embajadores las misiones de Canadá, Chile, México, Ecuador, Estados Unidos, Colombia, Venezuela, El Salvador, Uruguay y Perú.

FUENTE: OEA

You must be logged in to post a comment Login