Pierden inmigrantes libertad y custodia de sus hijos: NYT

Nueva York.- Algunos inmigrantes víctimas de detenciones y redadas no sólo se enfrentan a la pena de ser privados de su libertad, sino también a la pérdida de la custodia de sus hijos, señaló un reporte del diario The New York Times.

El periódico documentó el caso de una mujer guatemalteca, quien fue detenida durante una redada en una planta de procesamiento de aves en Carthage, Missouri, hace cerca de dos años.

“Los agentes de inmigración no tuvieron ni idea que un pequeño niño estadounidense llamado Carlos sería perjudicado con la operación”, señaló el Times.

Encarnación Bail Romero, fue una de las 136 personas detenidas en la redada y tras permanecer en una prisión por un año y medio, una corte del condado determinó que perdió el derecho sobre su hijo debido al abandono.

Carlos, quien en la actualidad tiene dos años de edad, fue adoptado por una pareja de la localidad.

De acuerdo con el juez David C. Dall, de la corte del condado Jasper, la pareja le ofrece al menor una vida confortable y un hogar estable, mientras que su madre biológica tiene muy poco que ofrecerle.

“La única certeza del futuro de la madre biológica”, escribió Dall, “es que continuará encarcelada hasta el próximo año y luego será deportada”, reportó el cotidiano tras afirmar que no está claro cuántos niños comparten la difícil situación de Carlos.

En febrero pasado las autoridades de inmigración suspendieron la orden de deportación de Bail y ésta pudo presentar una demanda para recuperar la custodia del pequeño Carlos.

Juan de León, de Miami, abogado de Bail dijo que su clienta no había sido informada de la adopción en su idioma nativo español y que no tuvo una representación jurídica real hasta que fue demasiado tarde.

Una petición de adopción llegó a la cárcel, pero Bail quien no sabe leer en español, mucho menos en inglés, dijo que su compañera de celda de México, le ayudó a traducir y con su ayuda respondió la petición señalando que no quería que su hijo fuera adoptado por cualquier persona.

La nota escrita en una hoja de cuaderno el 28 de octubre de 2007, dice que “prefiero que el niño sea puesto en una casa de cuidado temporal mientras salgo de la cárcel. Me gustaría visitar a mi hijo”, señaló sobre su pequeño Carlos, de entonces seis meses.

Abogados y defensores de los inmigrantes indican que casos como este están apareciendo en todo el país como represión contra los inmigrantes indocumentados en tribunales locales sobre batallas de custodias transnacionales, que dejan a miles de niños en el limbo.

“No hay ningún ganador en la luchas de estos casos”, señaló al diario Christopher Huck, un abogado de inmigración del Estado de Washington.

Según el abogado, en muchos casos lo que los tribunales estatales quieren hacer “es discrepar con lo que las agencias federales de inmigración se supone que tienen que hacer”.

Dora Schriro, una consejera de la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, dijo que la agencia estaba buscando la forma de enfrentar las separaciones familiares, mientras prepara nuevas normas de aplicación de inmigración.

En las visitas a centros de detención en todo el país, Schriro dijo haber escuchado casos de padres que perdieron el contacto o la custodia de sus hijos.

El rotativo también mencionó el caso que estudia el Tribunal de Nebrazka del guatemalteco Luis María, quien perdió la custodia de sus dos hijos nacidos en Estados Unidos tras ser detenido en abril de 2005 por cargos de falsa identificación ante un agente de policía. Luego fue deportado.

En Carolina del Sur, un juez del Tribunal de Circuito trabaja con funcionarios en Guatemala para hallar una forma de enviar a la niña de Martín y Lucía Pérez de León, detenidos por beber en público, a familiares en su país para evitar la pérdida de la custodia antes de ser deportados.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login