Heridas que nunca sanan

Fredy Antonio Arévalo era apenas un niño de cinco años cuando en 1983 recibió graves quemaduras en todo el cuerpo, después de un ataque aéreo con fósforo blanco durante la guerra civil salvadoreña.

En la actualidad cuando Arévalo es un hombre de 30 años y padre de dos hijos pequeños, todavía recuerda “como si fue ayer”, cuando al salir de un tatú o “buzón” en busca de alimentos fue alcanzado por una bomba, cuando ellos creyeron que el bombardeo había cesado.

Pero el ataque aéreo no solamente causó graves quemaduras a Arévalo sino que mató a una tía, que también salió del tatú donde se protegían cada vez que escuchaban el ruido de un avión.

“Todavía conservo algunas esquirlas en mi cuerpo, heridas que llevaré por el resto de mi vida y que me hacen recordar una guerra entre hermanos que hasta hoy no comprendo por qué se dio”, dijo Arévalo mientras trataba de contener las lágrimas, durante la presentación de un documental en Washington D.C.

En el documental “Guazapa: El rostro de la guerra en El Salvador”, el productor y periodista Don North filmó a Arévalo en el momento de sufrir las quemaduras y recibir tratamiento por parte del doctor Charlie Clemens, quien finalmente lo curó aunque fuera con “lodo” y otros medicamentos caseros.

“A ellos los llevo siempre en mi corazón”, dijo Arévalo.

También estuvo presente en esta capital Margarita Villafranco (la ex comandante guerrillera Verónica), quien colaboró en medio del conflicto para que North tuviera acceso a la difícil tarea de filmar escenas de los combates entre los dos bandos y ataques de la aviación salvadoreña que causó miles de muertos civiles.

Villafranco confesó que la cinta permaneció “enterrada” dos años durante el conflicto, pero que al darla a conocer ante el mundo fue una prueba que las fuerzas del gobierno usaban químicos como el fósforo blanco prohibidos por convenios internacionales.

“Guazapa fue el terreno más fuertemente bombardeado en el Hemisferio Occidental. Un estimado de 4 mil bombas incluyendo de napalm y fósforo blanco fueron lanzadas… Así como a la sociedad, a la población y la economía esa montaña fue desgarrada y desfigurada por la guerra”, dijo North.

North, Clemens, Arévalo y Villafranco asistieron a la sala de recepciones de la Iglesia Bautista Calvary en Washington, para la presentación de la cinta de 26 años, donde North dio a conocer la filmación de un nuevo documental: “Guazapa: Los enemigos de ayer”, que está a punto de concluir.

Hace tres años North y Clemens regresaron a Guazapa a reunirse con  muchos de sus pacientes y soldados rebeldes que trató en las montañas y aprovecharon para el rodaje de la nueva cinta.

“Fue una gran experiencia regresar a Guazapa y ver personas después de 25 años que no sabía que todavía están vivas. Ellos me dieron fuerza en medio del desastre. Sus triunfos serán conocidos cuando se escriba la historia”, destacó Clemens.

Por su parte North reconoció que algunas comunidades vibrantes alrededor del volcán Guazapa que conoció durante la guerra como Mirandilla y El Zapote ahora son pueblos fantasmas, otros como Suchitoto y Palo Grande han florecido en muchas formas.

El nuevo documental será presentado en premier en el Congreso de Estados Unidos la última semana de mayo y en el Teatro Presidente de San Salvador el viernes 29 de mayo.

La presentación estará a cargo del presidente electo de El Salvador, Mauricio Funes, tres días antes de su juramentación como Presidente de la República.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login