México intenta resistir a la gripe porcina, posibles casos en Nueva Zelanda

MEXICO (AFP) – La Ciudad de México y sus 20 millones de habitantes suspendieron todas sus actividades el domingo para intentar contener el virus de la gripe porcina que causó 20 muertes confirmadas y 61 “probables” y que podrían haber contraído diez neozelandeses que viajaron a este país.

La Iglesia católica anunció el sábado la cancelación de las celebraciones litúrgicas, especialmente la misa dominical, la más concurrida en este país donde el 90% de la población es católica.

En la capital se han suspendido más de 500 eventos deportivos y culturales, los museos y teatros gubernamentales permanecen cerrados indefinidamente y los encuentros de fútbol del fin de semana se realizan a puerta cerrada.

Desde el 13 de abril “se han registrado 81 defunciones probablemente vinculadas al virus, de las cuales sólo 20 casos se tiene comprobación virológica”, declaró el ministro de Salud, José Angel Córdova, en un informe de la noche del sábado.

El funcionario explicó que ante la alerta por la epidemia, los servicios de atención médica se han multiplicado y “1.324 pacientes han estado o

están actualmente en estudio para determinar si corresponde a la enfermedad” de este nuevo virus que se ha transmitido de humano a humano.

La Secretaría de Hacienda anunció en tanto que México cuenta con un fondo de 450 millones de dólares para ser utilizados en acciones preventivas y de combate a la enfermedad, como “vigilancia epidemiológica, atención médica, adquisición de insumos e investigación y desarrollo”.

La OMS había alertado el sábado sobre un “potencial pandémico” de la gripe porcina, mientras se confirmaban dos casos en Estados Unidos, donde se advirtió que no se podría contener el virus.

“Es claro que esto se ha generalizado. Y es por ello que les informamos que no podemos contener la expansión del virus”, aseguró Anne Schuchat, del Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Diez escolares neozelandeses que presentaban síntomas gripales tras una estancia de tres semanas en México padecen “probablemente” de gripe porcina, declaró el domingo el ministro neozelandés de Salud, Tony Ryall.

“Responsables del ministerio de Salud me avisan de que no hay garantía de que estos estudiantes tengan la gripe porcina pero lo consideran probable”, afirmó el ministro. Agregó que los exámenes mostraron que diez escolares dieron positivo en el test “influenza A”, del que la gripe porcina es una variante.

Por otro lado, las autoridades francesas tienen “dudas no confirmadas” sobre dos personas que regresaron de México y que habrían contraído la gripe porcina, afirmó el director general de Salud de Francia, Didier Houssin, al diario francés Le Parisien.

Los países asiáticos, todavía traumatizados por la crisis del SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) de 2003, estaban el domingo en estado de alerta.

En Japón, las autoridades reforzaron los controles en los aeropuertos a los pasajeros procedentes de México. Se instalaron cámaras térmicas para detectar una eventual fiebre de los pasajeros.

En Corea del Sur, los ministros de Salud, de Agricultura y de Relaciones Exteriores, mantuvieron el domingo una reunión de emergencia.

En Hong Kong, se reforzaron los controles en las fronteras y las compañías aéreas deben emitir mensajes oficiales en los aviones con conexiones directas con las regiones afectadas.

En China, las autoridades afirmaron que estudiaban implementar medidas de inspección y de cuarentena para prevenirse frente al riesgo de pandemia.

You must be logged in to post a comment Login