Como los cangrejos

En México desgraciadamente vamos para atrás en muchas cosas.

Para no hablar sino de dos, quiero referirme a las desvergonzadas y cínicas declaraciones episcopales hechas a propósito de la recientemente descubierta red de pederastas; y al riesgo que hay de que Notimex pare sus operaciones.

Nos equivocamos quienes pensamos que con los cambios legales para hacer de Notimex la agencia del Estado Mexicano, las cosas ahí iban a mejorar; porque ha sucedido lo contrario.

Y lo que no hicieron las administraciones priístas en las más de tres décadas que tuvieron a su cargo la agencia, lo han hecho los gobiernos panistas, que han censurado la información y quitado articulistas que no les convenían.

Durante el gobierno de Fox se despidió sin más ni más, a varios destacados colaboradores cuyos escritos no coincidían con lo que quería el primer presidente del cambio.

Algunos de ellos señalaban por ejemplo, que el Presidente no había cumplido laz ley que estalecía la obligación del Ejecutivo de dotar a Notimex del marco jurídico y los recursos económicos para que pudiera transformarse en la Agencia de Noticias del Estado Mexicano.

Tampoco cumplió Calderón con esa obligación durante los primeros meses de su gobierno.

Y cuando finalmente lo hizo, sirvió de poco el cambio legal; porque lejos de mejorar, la información decayó en calidad y se acabó de un día para otro con el servicio editorial de la agencia.

Así el gobierno de Calderón consiguió casi sin escándalo, que los articulistas que quedaban en la agencia cesaran sus colaboraciones.

Con la eliminación de las páginas de Opinión, se rompió en los hechos la intención expresa para crear Notimex, que fue la de proporcionar a nacionales y extranjeros un punto de vista latinoamericano, mexicano y pluralista, sobre los acontecimientos mundiales.

Y aunque para quitarlos pretextaron que desaparecería el servicio editorial por falta de recursos; en realidad sigue existiendo; porque por debajo del agua se pide artículos a personas afines al gobierno; pero se trasmiten directamente y sin ponerlos en la página web de la agencia, tal vez para que los articulistas cesados no intenten hacer reclamaciones.

Como si eso fuera poco, ahora Notimex corre el riesgo de parar sus operaciones porque está emplazada a huelga para el próximo jueves 30; y las autoridades de la agencia, no han podido ponerse de acuerdo con los líderes sindicales.

Por primera vez en muchos años existe la posibilidad real de que la agencia deje de trasmitir, ya que el Sindicato Unico de Trabajadores de Notimex presentó un pliego petitorio que incluye 30 por ciento general de incremento salarial, y retabulación de hasta el 300 por ciento para algunos puestos.

Según los directivos de la agencia, eso es imposible de conceder; ofrecen en cambio, un aumento general del 4 punto 8 por ciento y mejorías en los equipos de trabajo y condiciones laborales.

Si Notimex deja de trabajar, muchos medios de provincia que son sus suscriptores dejarán también de hacerlo; porque lo que publican depende en gran medida de lo que les manda la agencia.

Pasemos ahora a las declaraciones hechas por el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Leolpoldo González González, qiuien con todo cinismo descartó que las acciones de los sacerdotes pederastas o difusores de pornografía infantil, influyan para alejar a los fieles de la Iglesia Católica.

Al contrario, dijo muy ufano el prelado, mientras más humanos nos vean, más nos van a apreciar.

Más claro ni el agua y los feligreses deben estar preparados a un incremento en violaciones y abusos, porque seguramente sobran los sacerdotes que quieren sentirse “más apreciados”.

Y si usted lector o lectora piensa que al darse a conocer estas declaraciones la CEM o sus obispos se apresuraron a desmentirlas, se equivoca.

Manuel Corral, secretario ejecutivo de Relaciones Públic

You must be logged in to post a comment Login