Advierte obispo chileno sobre "dilema ético" por mal uso del agua

Santiago.- La crisis ecológica que vive el planeta se ha agravado por el mal uso del agua, lo que constituye un problema “ético” que requiere de la intervención del “poder de la gente”, advirtió el obispo chileno Luis Infanti.

El prelado, quien encabeza en el sur de Chile una campaña contra la construcción de represas hidroeléctricas, dijo en un seminario que “a través del agua vemos qué mundo estamos construyendo, no sólo en el país, sino en el mundo entero”.

“El agua en Chile en este momento está en un 90 por ciento en manos de empresas privadas y resulta que estas empresas son nada menos que extranjeras, que han recibido esta agua gratuitamente y a perpetuidad, avalada por la Constitución”, aseveró.

Al intervenir en el seminario “La plataforma del agua en Chile”, Infanti señaló que “el agua en el país, cada vez más, va a ser propiedad y para uso de las personas que tienen plata. Si no tienes plata, no vas a poder ni beber ni usarla para otros fines”.

“Por lo tanto es un tema esencialmente ético. Para mi también es un tema esencialmente espiritual, porque se trata de la relación del agua con el mundo en que vivimos”, añadió Infanti, quien publicó de manera reciente la carta pastoral “Danos hoy el agua de caída”.

Ante este escenario, el obispo de la patagónica región de Aysén abogó por una “ética del amor, donde por amor a Chile, por amor a nuestra tierra y a nuestras personas, tengamos justicia ambiental, equidad y solidaridad ambiental”.

“Esto nos obliga a ser responsables de lo que pase con la vida, a partir del agua”, subrayó Infanti en el marco del seminario que se desarrolló en el Salón de Honor del ex Congreso Nacional y que contó con la presencia de Michelle Mitterrand, ex primera dama de Francia.

El religioso advirtió, sin embargo, que “no podemos dejar la tarea sólo a las autoridades o algunos poderes, porque estamos viendo claramente que hay poderes del Estado que siguen cerrados en un círculo de poder donde favorecen esta política neoliberal”.

“Planteamos que haya el poder de la gente misma, de la población que pueda decir su palabra, expresar su sabiduría, su experiencia, sus problemas, sus proyectos”, acotó.

Reconoció que se trata de “un poder del pueblo que todavía no se ha manifestado, y al estar todavía muy callado es una manera de favorecer estos sistemas actuales, especialmente consumistas y neoliberal sigan prolongándose”.

“Eso nos va desmoronándonos, destruyendo, encrispando el alma de Chile”, alertó el obispo, que también expresó su oposición al proyecto de construir en los ríos Baker y Pascua, de Aysén, cinco mega-represas por parte de la empresa HidroAysen.

Subrayó que “mas allá de represas si o represas no, el problema es otro: el problema de la represa aumenta y amplifica el problema de la privatización de las aguas. Al transformar el agua en un recurso que han comprado, un bien para hacer mercado”.

El objetivo del seminario de este lunes fue acordar una “Plataforma chilena para la recuperación del agua”, que propone la nacionalización del vital elemento, que debe ser “recuperada para el país y su gente”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login