Normalidad en frontera entre México y EU

San Diego.- Decenas de miles de mexicanos cruzaban el lunes sin restricciones la frontera a Estados Unidos tras un decreto de emergencia de Washington que implica mayor vigilancia a quienes llegan de México por el brote de influenza porcina.

En la garita de San Ysidro, California, la más transitada de las 42 que unen a México y Estados Unidos, mexicanos que pasaban la frontera informaron a Notimex que no tuvieron ningún contratiempo ni retraso en el cruce.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) estima que hasta 70 mil conductores y unos 130 mil peatones cruzan a California los lunes por la mañana.

“A mí sólo me preguntaron a qué venía a San Diego, pero es más o menos lo que preguntan siempre. Les dije que a hacer mi lavandería y ya, y me dejaron pasar”, dijo Vicente Cornejo, un residente de Tijuana.

Carlos Ortiz, un mexicano que cruzó con su familia a hacer compras, dijo: “Creo que de hecho hicimos hoy menos tiempo del que hacemos regularmente”.

Jonathan Pedroza nació en California pero vive en Tijuana y viene a trabajar diariamente. Dijo que en la madrugada había largas filas y calculó hasta tres horas de espera para cruzar la frontera en automóvil.

“Eso es más o menos lo normal para un lunes tempranito, cuando decenas de miles vuelven a California luego de visitar a sus familiares”, abundó.

Los inspectores de la CBP en las puertas de entrada de las garitas se limitaban a observar y ocasionalmente a preguntar sobre síntomas de gripe o fiebre a los viajeros.

Una vocera de la CBP, Angélica De Cima, explicó a Notimex que si un inspector nota que una persona tiene síntomas claros de resfrío, será enviada a inspección secundaria, donde se le harán más preguntas.

“En caso de duda, nos comunicaremos con el Centro para el Control de Enfermedades (CDC)”, dijo la portavoz.

El CDC determinaría qué personal médico en la región limítrofe se presentaría a aplicar pruebas de influenza a las personas sospechosas de portar el virus, “pero por el momento no tenemos personal de salud en las garitas”, dijo.

La secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, ordenó una “vigilancia pasiva” para la zona limítrofe con México al decretar emergencia por el brote de influenza en el país.

En la garita de Otay, unos 10 kilómetros al este de San Ysidro y principal paso de camiones de carga de México a California, los viajeros mexicanos tampoco reportaron irregularidades en el cruce fronterizo.

“Si acaso nos revisan para ver si tenemos la gripe porcina. Déjame decirte que lo hacen tan discreto que uno ni se da cuenta”, dijo Francisco Aguilar, de Tijuana.

La CBP verificó el domingo que todos los inspectores en las garitas tengan disponibles mascarillas y guantes de látex desechables, pero quedó a discreción de cada agente utilizarlos, dijo De Cima.

La zona fronteriza de California con México fue la primera en detectar casos de influenza en Estados Unidos y mantiene un conteo de siete enfermos ya recuperados en los condados de San Diego e Imperial.

El gobernador Arnold Schwarzenegger ordenó desde el fin de semana un despliegue de personal de dos oficinas de emergencias para una mayor vigilancia en la zona.

El superintendente escolar del estado, Jack O”Connell, encabeza por su parte este lunes en San Diego una campaña preventiva que consiste en informar a los padres de cada estudiante mediante folletos en diversos idiomas sobre medidas de higiene y preventivas contra la influenza.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login