Tensos

Hasta ahora, para lidiar con la recesión, el Presidente Obama ha obtenido la aprobación de un enorme aumento del gasto público y ha aliviado algo las ejecuciones hipotecarias.

En contraste, el tercer componente del Plan de Reactivación Económica está tomando más tiempo, porque tiene que ver con el rescate de los bancos, para reactivar el crédito y por ende la demanda.

La semana pasada, el gobierno le presentó a los bancos los resultados de las pruebas de tensión administradas a 19 bancos bajo escrutinio. Los resultados de esas pruebas serán divulgados la próxima semana.

Entretanto, el Wall Street Journal reveló que, además de algunos bancos regionales dedicados a bienes raíces comerciales, por lo menos tres de los bancos más grandes, Wells Fargo, Citi y Bank de América, requieren aumentos de capital para poder enfrentar condiciones económicas más adversas. Juntos, estos tres bancos ya han recibido del gobierno US $120,000 millones y tienen seis meses para conseguir capital adicional.

Para eso, estos bancos pueden vender activos o vender acciones, o convertir el financiamiento que han recibido del gobierno en acciones comunes, con derecho a voto. Esta última alternativa convertiría al gobierno en el principal accionista de estos bancos, lo cual ha conducido a quejas de que esto es equivalente a nacionalizarlos.

Sin embargo, como dijo el Profesor de la Universidad de Nueva York, Nouriel Roubini, conocido por sus predicciones pesimistas, pero certeras, “si no le gusta la mala palabra que comienza con N, puede llamarla una intervención temporal.”

*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio.

You must be logged in to post a comment Login