México reduce al mínimo las reuniones públicas para atacar la gripe porcina

MÉXICO – México redujo al mínimo las reuniones públicas como pilar de la estrategia para darle batalla a la gripe porcina, que ha causado 159 muertes probables y siete decesos comprobados.

La superpoblada capital mexicana se asemejaba a una ciudad fantasma en la noche del martes, con todos los restaurantes, bares y discotecas cerrados, en acatamiento de las medidas adoptadas para evitar las concentraciones humanas, que propician el contagio de la enfermedad.

En las últimas horas del martes, apenas se veían algunos transeúntes que volvían apurados a sus casas con sus cubrebocas, mientras unos pocos automóviles circulaban por la Ciudad de México, de 8 millones de habitantes, el mayor foco de la enfermedad, donde se concentran los siete casos mortales.

El ministro federal de Salud, José Ángel Córdova, sorprendió el martes al señalar que no eran 20 sino siete los decesos por el nuevo virus, al tiempo que elevó el número de decesos probables de 152 a 159. La cifra de fallecimientos confirmados coincide ahora con la que difundió la Organización Mundial de la Salud (OMS), admitió Córdova, quien sostuvo que son 26 las personas infectadas por el virus.

“Estamos en una (etapa de) estabilización y esperamos ver una disminución más prolongada en los próximos días con la difusión amplia de las medidas y medicamentos distribuidos”, dijo luego el ministro al noticiero del canal Televisa.

El arsenal preventivo del gobierno se centró en la prohibición de las aglomeraciones humanas. Además de bajar las persianas de miles de bares y restaurantes en la Ciudad de México, también se cerraron “hasta nuevo aviso” los sitios arqueológicos, incluidos los conocidos mundialmente de Teotihuacan, a 45 km de la capital, y de Chichen Itza. Las clases en todos los niveles de la educación fueron suspendidas hasta el 6 de mayo, y los partidos de fútbol, el deporte más popular de México, se jugarán sin público el próximo fin de semana. También se han cancelado cientos de actividades culturales y artísticas.

Otros países tomaron medidas para protegerse de la llegada del virus, con disposiciones extremadamente duras en América Latina.

Argentina y Cuba ordenaron la suspensión temporal de los vuelos desde México.

Ecuador suspendió la importación de cerdos, material genético y subproductos porcinos desde México y Estados Unidos -el segundo país más afectado por el brote, con más de 60 casos- pese a las afirmaciones de expertos de que el virus sólo se transmite entre humanos.

Otros países aconsejaron no viajar a México, como Italia y Canadá, a la vez que empresas de turismo de Gran Bretaña y Francia cancelaron reservas.

El virus de gripe porcina también llegó a Canadá, Alemania, España, Gran Bretaña, Israel y Nueva Zelanda.

El pánico sacudió a los mercados por dos días consecutivos, donde los valores de las empresas turísticas bajaron, aunque los de las farmacéuticas ganaron terreno.

You must be logged in to post a comment Login