Los Berlusconi discuten en público, algo inédito en Italia

ROMA (AFP) – Al borde del divorcio, los Berlusconi discuten en público a través de los diarios, una situación inédita en la vida política italiana que no debería afectar demasiado la popularidad del Cavaliere, según los expertos.

El jefe del gobierno italiano entró el lunes en la fase de contraataque. El Cavaliere expresa sus dudas sobre una posible reconciliación con su esposa, y le pide excusas públicas por sus acusaciones.

Entrevistado por el Corriere della Sera, el periódico con mayor tirada en Italia, Silvio Berlusconi explica: “Veronica deberá presentarme disculpas públicas. Y no sé si será suficiente (…) Es la tercera vez que hace lo mismo en plena campaña electoral. Es demasiado”.

Al diario La Stampa, el Cavaliere agrega: “He mantenido una situación difícil (el matrimonio ndlr) por el amor de mis niños, pero ahora se acabó, las condiciones ya no están reunidas para seguir adelante”.

Veronica Lario (52 años), dejó circular el domingo una información según la cual quería divorciarse de Silvio Berlusconi (72 años), su esposo desde 1990.

Hace unos días, Veronica Lario había criticado duramente a su marido por su intención de incluir a jóvenes y hermosas chicas en las listas electorales de su partido para las elecciones europeas de junio, obligando al jefe de gobierno a dar marcha atrás.

Pero la gota que colmó el vaso fue la participación la semana pasada de Berlusconi en una fiesta con motivo del 18º cumpleaños de Noemi, una hermosa rubia de Nápoles.

“Leer en los periódicos que frecuenta a una menor, ya que la conocía antes de que cumpliese 18 años, leer que lo llama ‘papi’ y que habla de sus encuentros en Roma y Milán, fue francamente inaceptable. ¿Cómo me puedo quedar con un hombre así?”, dijo Lario, según La Stampa, citando a amigas de la primera dama.

En el mismo periódico La Stampa, Berlusconi se defiende de tales acusaciones.

“No frecuento a chicas de 17 años. Es una afirmación que no puedo soportar. Soy amigo de su padre y punto. Lo juro”.

Veronica Lario, que no aparece casi nunca al lado de su marido, también lo había criticado hace dos años en una carta publicada en la prensa de izquierda, porque Berlusconi había bromeado con una joven diputada proponiéndole casarse con él.

La primera dama había conseguido excusas y la diputada, Mara Carfagna, es ahora ministra de Igualdad.

La Stampa afirma además que en el entorno del primer ministro, la inquietud gana terreno sobre el impacto político de este escándalo de cara a las elecciones europeas. Pero la mayoría de los analistas no prevén repercusiones importantes.

“No creo que ésto le afecte. Su popularidad está basada en otros elementos. Esta historia puede sin embargo chocar una parte de su electorado: los italianos católicos practicantes”, explicó a la AFP el politólogo espacialista de Italia, Marc Lazar.

Según el último sondeo de la encuestadora privada Ipsos, el Partido del Pueblo de la Libertad (PDL, por sus siglas en italiano) de Silvio Berlusconi mejora su resultado de las elecciones legislativas de abril con un 40% de apoyo. El Partido Demócrata (PD, izquierda), sigue cayendo y sólo registra un 26,2% de opinión favorable.

“Berlusconi dijo que este caso era un complot de la izquierda y los italianos lo creen. Hoy puede permitirse cualquier cosa”, comenta el periodista de Il Sole 24 Ore, Roberto D’Alimonte.

No obstante, según el politólogo de la Universidad de Florencia, Marco Tarchi, esta mediatización de asuntos privados es inédita en Italia.

“En la época de la Democracia Cristiana, había rumores, la prensa podía usarlos para perjudicar a uno u otro pero nunca un periodista se habría atrevido a interrogar a un líder sobre su vida privada. Apenas sabíamos si tenían hijos o si estaban divorciados”, concluye el politólogo.

You must be logged in to post a comment Login