Obama puede usar capital político en reforma migratoria

El presidente Barack Obama, debe usar parte de su enorme capital político para impulsar una reforma migratoria integral, coincidieron activistas.

Obama, quien la semana pasada reiteró su apoyo al inicio del debate en el Congreso para una reforma migratoria integral este año, “tiene que invertir más de su tiempo y capital político” en esos esfuerzos, dijo Jonathan Liss, director de la organización Inquilinos y Trabajadores Unidos, en Virginia.

Liss fue uno de los cientos de participantes que se dieron cita a una manifestación el viernes pasado frente a la Casa Blanca. Movilizaciones similares se realizaron en todo el país.

“La puerta está abierta pero vamos a ver si estamos invitados”, sostuvo Liss con respecto al crucial apoyo al complejo proceso de legalización de unos 12 millones de indocumentados.

Obama “está cumpliendo el calendario que nos dijo”, afirmó el director del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), Saúl Solórzano, quien se espera que el Congreso aborde el tema en los próximos meses.

Los activistas elogiaron la audiencia realizada la semana pasada en el Senado sobre el impacto de la inmigración en la economía así como las reuniones comunitarias que impulsa en todo el país el legislador Luis Gutiérrez.

El director de la organización Casa de Maryland, Gustavo Torres, sostuvo que en los próximos días habrá reuniones del gobierno con las partes interesadas, de manera similar a las impulsadas por Obama para la reforma al sistema de salud.

El senador republicano Mel Martinez dijo que Obama, que se mantiene popular en las encuestas, debe invertir su capital político como lo hizo su predecesor George W. Bush, aunque al final no se consiguió una reforma en el Congreso.

La llegada del moderado Arlen Specter a las filas demócratas, tras su renuncia al Partido Republicano, fortalecera las posibilidades de cambio al sistema de inmigración debido a su posición favorable en ese tema, según analistas.

Por su parte, organizaciones pro-inmigrantes como el Foro Nacional de Inmigración, el Centro de Políticas de Migración (IPC) y America’s Voice saludaron el anuncio del gobierno de enfocar sus operaciones en empleadores que contratan a indocumentados.

La analista del IPC, Michele Waslin, indicó, sin embargo, que esas medidas parciales no responden al complejo problema de inmigración.

“En lugar de ir por los costados, una reforma real debe incluir un cambio de todo el sistema para asegurar que la aplicación de nuestras leyes de inmigración sea efectiva, justa y humana”, afirmó.

En la audiencia reciente ante el subcomité de Inmigración del Senado, que preside el senador Charles Schumer, ex funcionarios del gobierno, legisladores y dirigentes sindicalistas y religiosos defendieron la urgencia de los cambios a las leyes de inmigración.

El ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Alan Greenspan, sostuvo que la inmigración se ha reducido un poco por la actual crisis económica pero cuando la situación mejore revivirá nuevamente la atracción de trabajadores extranjeros en Estados Unidos.

“Espero que para entonces una muy necesitada serie de reformas de nuestras leyes de inmigración estará en marcha”, enfatizó.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login