Presentan demanda civil para proteger a octillizos

Los Angeles.- La representante de la organización no lucrativa Angeles en espera, Gloria Allred, presentó una demanda civil para que la justicia de California proteja a los octillizos nacidos el pasado 26 de enero en Los Angeles.

La demandante confirmó en una conferencia de prensa realizada en Los Angeles que presentó la demanda para proteger a los hijos de Nadya Suleman, madre de los octillizos y de otros seis hijos, el mayor de ocho años, procreados por inseminación artificial donada por un amigo.

Allred había ofrecido el servicio gratuito de niñeras para cuidar a los octillizos luego que fueron dados de alta de un hospital de Bellflower.

Sin embargo, las cuidadoras fueron despedidas por Suleman, quien las acusó de espiar y generar un entorno incómodo que no le permitía sentirse a gusto en su propia casa.

Angeles en espera es una organización que se dedica a ofrecer asistencia gratuita a madres de familia en cuidado infantil, y antes de la acusación de Suleman pidió la intervención de los servicios de asistencia pública, al denunciar que la madre sólo atendía a sus hijos si había una cámara de televisión cerca.

En la querella, Allred indicó que busca proteger a los octillizos bajo las leyes de trabajo infantil de California, pues Suleman pretende involucrar a sus hijos en la industria del entretenimiento, en especial en ‘reality shows’ en los que ella ha participado y los que planea a futuro.

Allred estuvo acompañada por Paul Petersen, un ex estrella infantil quien de joven actuó como Jeff Stone en el programa de Donna Reed en 1990 y quien representa a un grupo defensor de menores en la industria del entretenimiento.

Petersen dijo que ha estado pendiente de la actuación de Suleman desde que nacieron los bebés, y que por esa razón han demandado que las autoridades intervengan para resguardar la estabilidad y desarrollo de los menores.

“La demanda se refiere a los octillizos, pero el resto de sus hermanos también nos preocupan”, anotó.

Suleman ha estado desempleada desde hace ocho años y ha sido criticada por vivir de la ayuda federal que le aportan para mantener a sus hijos, recursos con los que ha pagado varias cirugías plásticas en nariz y labios, así como ocho tatuajes en el cuerpo, el último un enorme ángel con 14 estrellas.

Desde que nacieron sus hijos, Suleman ha aprovechado la inusual circunstancia y ha cobrado fuertes sumas de dinero por la exclusividad del nacimiento de sus hijos, las primeras fotografías y reportes en un sitio de internet que siguen cada uno de los pasos de los octillizos.

Con esos ingresos, Suleman compró la residencia en La Habra, California, a unos 50 kilómetros al sureste de Los Angeles por 560 mil dólares.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login